Los aceites corporales de WELEDA, una delicia para los sentidos

By  |  6 Comments

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de conocer los aceites corporales de la firma Weleda. Había escuchado maravillas de estos cosméticos, pero lo cierto es que no había tenido el placer ni el gusto de probarlos, así que acudí a esta convocatoria con mucha expectación. Quería saber cuáles eran sus aromas, sus texturas y sus propiedades.

 

weleda2

 

La cita tuvo lugar en El huerto de Lucas, un mercado ecológico súper acogedor y entrañable. Me pareció un escenario precioso y perfecto para presentar las propuestas de esta firma, ya que su cosmética se caracteriza por estar elaborada con ingredientes cien por cien naturales y con procedimientos respetuosos con el medio ambiente. Además, se apoyan en la aromaterapia para despertar nuestros sentidos, un detalle que a mí me fascina.

 

El huerto de Lucas

El huerto de Lucas

 

No sé si lo sabéis, pero antes de escoger bien el tratamiento que vamos a utilizar es fundamental saber cómo es nuestra piel y cuáles son sus necesidades en cada momento, ya que éstas van cambiando según la estación, nuestro estado de ánimo, nuestro nivel de estrés… Sólo de ese modo podremos escoger los cosméticos que más beneficios nos van a proporcionar. Aunque lo cierto es que Weleda tiene tantas variedades de aceites y todos huelen tan maravillosamente bien que resulta muy difícil decantarse sólo por uno de ellos.

Yo me he agenciado uno de cada y ya he encontrado un hueco para utilizarlos todos. No obstante, os voy a resumir las propiedades principales de cada uno de ellos para que podáis escoger con más facilidad el que más os conviene:

 

● Aceite corporal de Granada (Regenerante)

Esta fruta ayuda a regenerar y reafirmar las pieles maduras, retrasando y atenuando los signos de la edad.

Este aceite posee una alta concentración de vitaminas de alto poder antioxidante y ácidos grasos esenciales, lo que logra estimular el proceso de regeneración celular y proteger la piel de los efectos causados por los radicales libres. También mantiene la piel firme, hidratada, elástica y luminosa de forma natural. Su aroma femenino y sensual está compuesto por notas de neroli, sándalo y davana.

PVP 100 ml 21,90 €

 

Aceite-regenerador

 

● Aceite corporal de Rosa de Mosqueta (Antiedad)

Está indicado para preservar la juventud de la piel ayudando a atenuar los primeros signos de envejecimiento. Hidrata, regenera y suaviza, de tal forma que deja la piel flexible y aterciopelada. También supone una ayuda extra para combatir las estrías y el envejecimiento prematuro de la piel. Su ligero aroma a rosa damascena completa un ritual que armoniza los sentidos.

PVP: 21,90 €

 

Aceite Rosa Mosqueta

 

● Aceite corporal de Espino Amarillo (Nutritivo)

Está recomendado para pieles secas o muy secas, ya que regenera, cuida y repara la piel intensamente. Además, la protegen de las agresiones externas reforzando su barrera hidrolipídica y dotan a la piel de un favorecedor toque dorado.

Tiene un ligero aroma a mandarina y naranja, que proporciona una inyección de energía extra.

PVP (100 ml.): 19,90 €

 

 

Aceite-Citrus

 

● Aceite corporal de Citrus (Hidratante)

Está indicado para pieles normales que necesitan un aporte extra de hidratación. Este tratamiento hidrata en profundidad y mantiene la piel sana y elástica de forma duradera. Su vitaminado aroma cítrico proporciona una agradable sensación de bienestar y energía al instante.

PVP (100 ml.): 14,90 €

 

Aceite-refrescante

 

¿Cómo se recomienda aplicar estos aceites?

Yo tuve el privilegio de disfrutar de un relajante y placentero masaje de manos con el Aceite de Citrus y quedé maravillada. Durante este delicioso instante pude enterarme de cómo aplicármelos para obtener todos sus beneficios. Me explicaron que hay que hacerlo sobre la piel ligeramente húmeda y realizando movimientos circulares con dirección al corazón para que se extienda con más facilidad y se absorba fácilmente.

 

Weleda-masaje

 

Mi experiencia: Como ya os he contado anteriormente, yo los tengo los cuatro y siempre encuentro el momento para usar cada uno de ellos. Tienen unos aromas que me ayudan a recargar las pilas cuando lo necesito y a relajarme cuando estoy demasiado nerviosa. Hay uno adecuado para cada instante. Impregnan tu cuerpo y tu baño con un olor maravilloso.

Los cuatro me parecen fantásticos. Todos ellos dejan la piel lisa, hidratada y para nada queda esa sensación pegajosa o pringosa que muchos asocian a la textura de los aceites. Al contrario, se absorben de maravilla y dejan la piel sedosa y bonita.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

6 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.