Diez consejos para dormir a pierna suelta

By  |  4 Comments

¿Duermes bien? Si la respuesta es no, debes tomar cartas en el asunto. Se trata de una cuestión fundamental para vivir más  y mejor. Sé que para much@s es una asignatura pendiente, un sueño difícil de alcanzar. El estrés, las preocupaciones y otros factores pueden complicarte mucho esta tarea. Pero debes tomártelo en serio.

Para ayudarte, voy a compartir un decálogo que ha elaborado Kneipp con la ayuda de la Maestra de Yoga y Ayurveda Vanezza Roca. En estos 10 consejos encontrarás técnicas de respiración, yoga, meditación y otras actividades muy simples para incluir en tu rutina diaria, que te pueden ayudar a dormir bien. Además, te recomiendo añadir a estas rutinas los productos de la nueva Gama Good Night de Kneipp, que cuentan con aceites esenciales de pino suizo y amyris balsamífera que ayudan a crear un momento de calma y relajación gracias a su efecto aromacológico y que ayudarán a tener buenas noches y mejores mañanas: Gel de Ducha, Aceite Corporal Regenerador, Mascarilla Facial. Estos productos se pueden combinar también con el complemento alimenticio Kneipp Sueño Complet, que nos ayudará gracias a su contenido en melatonina a reducir el tiempo necesario para conciliar el sueño.

 

 

1. Camina por el césped y toma sol, incluso en los meses con menos luz. Durante el día, es evidente que a la mayoría de las personas se les olvida tomar horas de sol, lo que impacta directamente en la producción de Vitamina D y Melatonina. Uno de los ejercicios que más se aconsejan para ello es caminar por el césped o la tierra y tomar, como mínimo, unos 10 minutos de sol al día para obtener todo lo que nuestro cuerpo necesita de la naturaleza, sin necesidad de medicación. Es importante mantener esta rutina también en los meses de menos luminosidad.

2. Practica la respiración alterna. Esta técnica llamada Anulom Vilom o Respiración Alterna, se centra en respirar por una fosa nasal de forma alternativa. En primer lugar, cierra la fosa derecha con el pulgar, índice y corazón doblados, espira todo el aire por la izquierda. Inspira por la fosa izquierda durante tres segundos y espira del mismo lado durante seis segundos. Repite el ejercicio tres veces más. Luego cambia de fosa y lleva a cabo el ejercicio con la fosa izquierda, tapando la fosa derecha con el dedo anular. El objetivo es equilibrar nuestro sistema nervioso, energía solar y lunar en nuestro cuerpo, aumentar los niveles de oxígeno y conciencia. Permite un espacio de preparación para ir a descansar o meditar. Es un ejercicio que puede realizar cualquier persona, ya que no tiene contraindicaciones.

3. Crea tu espacio de meditación. Es vital crear un espacio de donde puedas conectar contigo y concienciarte de practicarla durante la mañana o la noche. Sacar al menos 5 minutos para meditar al día, ayudará a mejorar nuestra calidad de vida, los pensamientos, preocupaciones y todas las inquietudes diarias. Meditar es una habilidad que hay que entrenar, como cualquier otra. Se puede comenzar con 5 o 10 minutos diarios para acabar realizando 1 hora de meditación y, poco a poco, la práctica de esa meditación dará lugar al estado de mindfulness o conciencia plena.

4. Practica Tratak. Esta técnica milenaria ayuda a preparar el cuerpo antes de ir a dormir, y consiste en observar la llama de una vela, situada por encima de la nariz a un metro de distancia. El objetivo es estar todo el tiempo posible y que sea necesario sin parpadear, ya que así podemos ayudar a mejorar el insomnio, limpiar la vista, promover la concentración, relajar los ojos, calmar la mente y liberar pensamientos y, por supuesto, ayudará a meditar.

5. Asegúrate de desarrollar melatonina. Esta hormona ayuda al cuerpo a saber cuándo es la hora de ir a dormir y cuándo la hora de levantarse. Normalmente se produce en mayor cantidad durante la noche, ayudándonos a dormir mejor. Si quieres asegurarte de tener los niveles adecuados de esta hormona en tu cuerpo, puedes probar incluyendo en tu dieta los comprimidos Sueño Complet de Kneipp. Estos comprimidos liberan la melatonina de forma inmediata para ayudar a reducir el tiempo hasta conciliar el sueño. Sueño Complet es una forma más natural en la que puedes incorporar melatonina en tu cuerpo.

6. Come liviano. Al llegar la noche, recuerda tomar una cena ligera y deja pasar unos 45 minutos antes de irte a dormir. Genera un poco de ambiente y evita ruidos externos o interrupciones. Para ello, reproduce la playlist Buenas Noches, Mejores Mañanas especialmente diseñada por Kneipp para conseguir una relajación plena y, luego, enciende unas velas, ya que la luz tenue ayuda a relajar la vista.

7. Date un masaje facial. Otro de los ejercicios más efectivos es realizar un masaje de rostro previo a irse a dormir. Normalmente, los músculos del rostro no suelen ejercitarse, pero, también se estresan, acumulan energía y se tensan. Por eso, existen algunos puntos de estimulación para la relajación en el entrecejo. Como afirma Vanezza Roca, es posible lograrlo dando golpecitos sutiles y ejerciendo presión (Ajna Marma) para estimular así la glándula pineal y aumentar la producción de Melatonina. Además, para completar esta rutina, suma la Mascarilla Facial Good Night de Kneipp una vez terminado el masaje para inducir un estado de relajación mayor.

8. Cuida la higiene del sueño. Existen algunos hábitos que repercuten directamente en la calidad del sueño, como exponerse a pantallas azules poco tiempo antes de dormir, no limpiar la ropa de cama y/o la habitación, temperaturas extremas en el dormitorio, no tener una higiene bucal correcta, comer tarde o de forma muy pesada o incluso beber mucha agua durante la noche.

9. Suma un Momento ducha. Para ayudar a cuidar la higiene de tu sueño, promueve una rutina que comience con una ducha o baño un tiempo antes de irte a dormir con agua caliente utilizando el Gel de Ducha Good Night de Kneipp. Cambiar estos hábitos y crear una rutina del sueño provocará que, poco a poco, mejore de forma notable el insomnio.

10. Incluye masajes corporales. De la misma forma que suele hacerse con los bebés, luego del baño, complementa la rutina con un masaje corporal que te ayudará a que tu cuerpo quede con una sensación de relajación, ideal para sentirla antes de meternos en la cama. Puedes utilizar el Aceite Corporal Regenerador Good Night que gracias a sus aceites esenciales de pino suizo y amyris balsamífera, favorece la regeneración de la piel durante la noche y la nutre intensamente.

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

4 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.