¿No concilias bien el sueño? Cinco consejos para dormir como un bebé

By  |  1 Comment

El final de las vacaciones puede convertirse en un momento muy delicado. Volver al trabajo, retomar las obligaciones diarias, recuperar las rutinas habituales… suele hacerse bastante cuesta arriba y elevar considerablemente nuestros niveles de estrés. Se supone que los días de descanso deberían servirnos para recargar pilas y volver a día a día con más energía, pero lo cierto es que lo normal es regresar con los horarios cambiados y con cierto descontrol de hábitos. Al fin y al cabo las vacaciones están para eso; para salirse de la rutina y saltarse un poco las normas, ¿no?

Este cambio de ritmo puede provocar algunas alteraciones en el sueño que impiden descansar adecuadamente.  Si este es tu caso, toma nota de estos consejos que seguramente te resultarán muy útiles. Ahora bien, si dichas alteraciones persisten pasadas una o dos semanas, plantéate acudir a un especialista que valore tu situación personal.

 

 
1-Vuelve a la rutina

Es importante que establezcas una rutina. Tener unos horarios más o menos estables para las comidas, los baños, el deporte, el sueño… ayudará a tu organismo a centrarse y volver a adaptarse al ritmo habitual. Esto puede ayudarte a conciliar el sueño con más facilidad.

 

2-Practica deporte

Hacer ejercicio es muy beneficioso, ya que libera endorfinas, una hormona que ayuda a sentirse mejor con uno mismo. Además, eleva la temperatura corporal, contrarrestando la pérdida de temperatura que experimenta el cuerpo al dormir. Eso sí, deja pasar al menos tres horas antes de irte a la cama, ya que es el tiempo que aproximadamente tardarás en relajarte.

 

3-Cena algo ligero

Como dice el refrán, “Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”. Se trata de un consejo muy útil para mantener la línea y también para que el organismo funciones bien. Una cena copiosa puede hacer que te sientas hinchada y molesta y esto es contraproducente si quieres dormir bien y descansar. También es conveniente hacer bien la digestión antes de meterte en la cama, así que deja pasar un tiempo prudencial antes de irte a dormir.

 

4-Ponte ropa cómoda y acondiciona tu habitación

Para garantizar un buen descanso es imprescindible estar a gusto y para ello es fundamental llevar un pijama o camisón que resulte cómodo y, por supuesto, tener una temperatura agradable para dormir. Lo ideal es que el cuarto donde vayas a hacerlo tenga una temperatura entre los 22 y lo 23 grados.

 

5-Apaga todos tus dispositivos electrónicos

Olvídate del whatsapp, del ordenador o del televisor. Céntrate en lo que tienes que hacer, que es dormir. Mañana será otro día y podrás contestar todos tus mensajes y ver tu serie favorita. No dejes que nada te distraiga y te aleje de tu objetivo.

 

6-Tómate unos minutos para relajarte

Cuando te tumbes en la cama, dedica unos minutos a relajarte. Cierra los ojos, controla el ritmo de tu respiración y piensa en todas las cosas buenas que ha tenido el día. Esto te ayudará a tranquilizarte y te hará estar más predispuesta al sueño. Existen técnicas de meditación y relajación muy buenas que pueden ayudarte.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

1 Comment

  1. Mar Lago

    3 septiembre, 2015 at 14:59

    Tomaré nota que me hace falta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>