Un día con mi ENTRENADOR PERSONAL

By  |  5 Comments

Como una celebrity. Así me sentí hace unas semanas, cuando tuve el privilegio de vivir en primera persona una sesión con un entrenamiento personal. Ya os he dicho que me he propuesto endurecer un poquito mis carnes de cara a agosto, que es cuando tengo previsto irme a la playita, así que estoy intentando recuperar aquella sana costumbre de hacer deporte que tenía antes de ser mami.

Como no me veía capacitada de empezar yo sola, me animé a probar suerte con un entrenador personal que me asesorara y me ayudara a no tirar la toalla. Contacté con CEP (Centro de Entrenamiento Perdonal) de Las Rozas que cuenta con unas instalaciones de lujo, un equipamiento muy completo y grandes profesionales del mundo del deporte. Allí me atendió Alfonso Valderrey, un entrenador con una trayectoria intachable que tuvo la bendita paciencia de aguantarme. Ya os adelanto que soy muy quejica (jajaja).

El entrenador Alfonso Valderrey fue el encargado de ponerme en forma. Es un gran profesional.

El entrenador Alfonso Valderrey fue el encargado de ponerme en forma. Es un gran profesional.

 

Como podéis ver en estas imágenes que corresponden a mi primera sesión, Alfonso me hizo hacer un poco de todo y no me quitó el ojo de encima en ningún momento. ¡¡Menuda paliza me dio, jejejeje! Pero mereció la pena con creces. Salí agotada y con temblor de piernas del esfuerzo, pero retomar mis rutinas deportivas asesorada por uno de los mejores me hizo sentirme de maravilla.

 

Para empezar, Alfonso insistió en que estiráramos todas las articulaciones, paso previo de cualquier entrenamiento.

Para empezar, Alfonso insistió en que estiráramos todas las articulaciones, paso previo de cualquier entrenamiento.

 

Los ejercicios de resistencia sobre una plataforma basculante me resultaron muy interesantes tanto para fortalecer como para desarrollar el equilibrio y la coordinación.

Los ejercicios de resistencia sobre una plataforma basculante me resultaron muy interesantes tanto para fortalecer como para desarrollar el equilibrio y la coordinación.

 

Un paseito en remo hidráulico me ayudó a ejercitar brazos y piernas mientras escuchaba el relajante sonido del agua (muy similar al de las olas)

Un paseito en remo hidráulico me ayudó a ejercitar brazos y piernas mientras escuchaba el relajante sonido del agua (muy similar al de las olas)

 

Los fondos sobre la plataforma basculante fueron bastante duros, pero muy muy efectivos.

Los fondos sobre la plataforma basculante me parecieron muy dinámicos y efectivos.

 

Mancuernas y desplazamientos frontales de piernas... Un ejercicio que siempre me cuesta mucho llevar a cabo y que gracias a mi entrenador superé con buena nota.

Mancuernas y desplazamientos frontales de piernas… Un ejercicio que siempre me cuesta mucho llevar a cabo y que gracias a mi entrenador superé con buena nota.

 

En esta compleja máquina con correas es posible practicar infinidad de ejercicios. Alfonso me recomendó empezar por éste en el que ejercité brazos, abdominales y lumbares al mismo tiempo.

En esta compleja máquina con correas es posible practicar infinidad de ejercicios. Alfonso me recomendó empezar por éste en el que ejercité brazos, abdominales y lumbares al mismo tiempo.

 

Para terminar la primera sesión me tocó coger unas gomas elásticas que pesaban un kintal (jejeje) para poner a tono mis biceps.

Para terminar la primera sesión me tocó coger unas gomas elásticas que pesaban un kintal (jejeje) para poner a tono mis biceps.

 

Valderrey me hizo un seguimiento personalizado durante una semana. Sólo fueron unos días, pero lo cierto es que fue suficiente para darme cuenta de que merece la pena esta modalidad deportiva por varias razones:

1-Los estiramientos, los ejercicios, las rutinas… Son completamente a medida. No tod@s tenemos las mismas necesidades, por lo que cuando un entrenamiento está específicamente pensado para cubrir las tuyas resulta mucho más efectivo. Nada que ver con una clase en grupo. Lo ideal es tener un monitor solo para ti o, como mucho, para otra persona más.

2-El entrenador va subiendo o bajando la intensidad de los ejercicios en función de tu evolución, de forma que se va adaptando a tu ritmo optimizando los resultados.

3-Contar con una atención personalizada no sólo es bueno para sacar el máximo rendimiento de cada sesión, sino también para evitar lesiones. El monitor supervisa cada uno de tus movimientos y puede corregirte o indicarte cómo hacerlo mejor de cara a sufrir lesiones molestas e innecesarias.

4-Al tener a una persona encima de ti todo el rato no te puedes escaquear de hacer los ejercicios que no te gustan. Vamos, que tienes que hacer todo cuanto te diga y, por tanto, consigues un resultado integral, que es de lo que se trata.

5- El entrenador también te da consejos muy útiles en temas de nutrición, algo que viene estupendamente si quieres bajar de peso, aumentar la masa muscular o simplemente mantenerte en tu peso ideal.

Seguro que estáis pensando que este tipo de entrenamientos son carísimos, pero lo cierto es que este centro tiene bonos bastante asequibles para el trabajo que estas sesiones requieren.

-La sesión individual, de una hora de duración cuesta 40 €

-Un bono de 4 entrenamientos personales de 60 minutos: 140 €

-Un bono de 8 entrenamientos personales de 60 minutos: 240 €

Lo lógico es coger un bono de 8 sesiones, por lo que el entrenamiento saldría a 30 €, un precio bastante razonable.

 

También disponen de bonos para grupos reducidos que salen más económicos. Podéis consultar las tarifas en el centro. Os dejo todos sus datos:

CEP
C/ Dublin, 13.
Poícgono Európolis.
Las Rozas. Madrid
Tel. 617 365 470

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

5 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.