El ritual facial con doble cuchara que está revolucionando el mundo de la belleza

By  |  1 Comment

Soy una friki de los masajes faciales, lo reconozco. Para mí no hay nada más placentero que tumbarme en una camilla y que unas manos expertas recorran cada rincón de mi rostro. Noto cómo se va relajado cada centímetro de mi cara y cómo mi cutis se va oxigenando. Es una pasada de sensación. Es muy curioso… La piel se relaja y se tensa a la vez.

Desgraciadamente, el tiempo no me llega para acudir a un centro de belleza con tanta frecuencia como me gustaría. Supongo que esto os suena… Así que muchas veces intento hacérmelo yo misma. Los automasajes no son lo mismo… ¡pero también están muy bien!

Quizás este sea el motivo del éxito abrumador que ha tenido un vídeo de un automasaje publicado en Instagram y realizado… ¡con dos cucharas! Seguro que ya habéis escuchado hablar de él. Yo me declaro fan absoluta. La artífice de este Reels con más de 101k vssualizaciones es Yvette Pons, terapeuta y facialista, y directora del Institut que lleva su mismo nombre. ¡Es una pasada!

Tengo que agradecerle a Naira Regúlez (@recoolez) que presentara a Yvette en su perfil de Instagram. Para mí fue un increíble descubrimiento. Con más de 30 años en el sector de la estética y la salud, esta emprendedora ha creado el Facial SULYFTH®, una terapia manual para tratar el envejecimiento, la salud, la belleza, la relajación, la energía y el bienestar general.

Pero voy al grano, que me disperso. Quiero que contempléis el famoso vídeo y que os aprendáis de memoria el masaje que propone. En serio… Ponedlo en práctica porque no tenéis nada que perder y sí mucho que ganar. ¡Es una pasada!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de NAIRA REGÚLEZ (@recoolez)

 

Beneficios del ritual con doble cuchara

El objetivo de este masaje es relajar las fascias. Y seguro que estaréis pensando… ¿Y qué leches es esto de las fascias? Pues son un tejido conectivo, presente en todo nuestro rostro y cuerpo, que protege y recubre las estructuras internas, como los músculos, para ayudarles en su movilidad y protegerlos para que no se rocen entre ellos.

Debido a la edad, la postura corporal, las tensiones o el estés, en muchos casos, las fascias se tensan y acortan, y esto repercute en un mal drenaje de las toxinas, acumulando más acidez. Con el ritual con cucharas es posible relajarlas.

¿Cómo lo consigue? Con un masaje superficial y suave que ayuda a estimular el riego sanguíneo, dando lugar a una mayor nutrición y oxigenación de todos los tejidos, así como el drenaje del sistema linfático de escote, cuello y rostro.

Otros beneficios que aporta este masaje:

Tonifica la piel

Remodela el óvalo facial

Eleva los pómulos y las cejas

Mejora el doble mentón

Suaviza el surco nasogeniano

Relaja las comisuras de la boca

Drena el sistema linfático

Activa la oxigenación de la piel

Aumenta la luminosidad de la piel

 

¿Cómo se realiza?

La propia Yvette muestra cómo hacerlo en este Reels que se está viralizando.

Lo tenéis en Instragram…

 

Y también en Youtube…

 

¿Os animáis a probarlo? Yo me lo hago todas las noches… ¡Y se nota! Además, resulta súper agradable y placenter. Me declaro fan incondicional.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

1 Comment

  1. Cosmética Natural

    20 abril, 2021 at 10:53

    ¡Felicidades, muy buen artículo! Muchas veces aplicamos las cremas corriendo y deprisa sin darnos cuenta de la importancia que pueden tener los masajes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.