Voy a fichar una fitness manager

By  |  3 Comments

ELEVA, lo último en entrenamiento personal


Bueno, bueno, bueno… No he hecho más que comprarme mis modelitos deportivos de Deha y mis zapatillas Easy Tone, de Reebok, y ya tengo entrenadora personal!! Para ser más exactos tengo Fitness Manager, que como no me oiga hablar con propiedad se va a mosquear. Oye, en cada profesión hay una terminología propia y hay que respetarla, ¿no creéis?


Se llama Elena García y trabaja en la empresa ELEVA. Ya sólo por el nombre promete. Si consigue elevar este trasero que la madre naturaleza me ha dado, se va a convertir en mi próxima heroína.


Hace unos meses me la recomendó Anusca, una amiga mía. La verdad es que no le hice demasiado caso, porque no me veía con fuerzas para empezar a hacer ejercicio y, para ser sincera, no pensé que unas sesiones de entrenamiento personal fueran a cambiar el aspecto de mi redonda silueta. Pero hace unos días me fui a la playa con mi amiga. ¡Qué desastre! El año pasado por estas fechas nuestro bamboleo de glúteos era similar, pero en esta escapada la única que iba moviendo sus chiclosas chichas por la orilla del mar era yo. La muy asquerosa ahora tiene las carnes más “apretás” que Naomi Campbell. Menuda depresión me entró. Con deciros que me pasé todo el fin de semana a remojo para que nadie pudiera vernos juntas… Sí, lo he comprobado, en estos casos las comparaciones sí que son odiosas.


Total que nada más volver a la capital, comencé a buscar como una loca la tarjeta de ELEVA y llamé a Elena sin pensármelo.


La chica es un verdadero encanto y me ha asegurado que si soy constante, hago los ejercicios que me mande sin rechistar y modifico un poco mis hábitos alimenticios es muy probable que en unos meses no tenga nada que envidiar a mi amiga Anusca. ¡Qué alivio! Este verano tendré que conformarme con lucir esta lamentable silueta, pero en unos meses voy a estar cañón. Vamos, que estoy pensando en irme al Caribe este invierno para poder resarcirme…


Como veréis en estas fotos, la tía está cañón, en plena forma, más dura que una piedra (no podía ser de otra manera) y, lo más importante, es una apasionada del riesgo. Esto último no me lo ha dicho ella (todavía no hemos intimado tanto), lo he deducido yo solita. Si ha accedido a entrenarme es que le gustan las causas perdidas y no tiene miedo a enfrentarse a retos imposibles.

Mi primera cita con mi fitness manager (hay qué ver que bien suena, eh!) fue gratuita. Elena se desplazó a mi casa para conocer mis rutinas diarias y mis hábitos alimenticios y, lo más importante, valorar mi condición física. No quise ni preguntarle el resultado del cuestionario, pero me temo que he suspendido esta evaluación. Con un poco de suerte, recuperaré la asignatura en septiembre, jejejeje.


Después de este estudio exhaustivo de mi caso, pasamos a la acción. Elena me propuso practicar algunos ejercicios para empezar a tomar contacto con la materia. Estiramientos, abdominales (o abominables, como yo las llamo), pesas, tonificación… Me toco hacer un poco de todo. ¡Menos mal que sólo fue una toma de contacto! Si llega a ser una sesión en toda regla, esta chica acaba conmigo. Al día siguiente tenía unas agujetas que no logré quitarme ni con 3 en 1…


Fuera de bromas. La verdad es que nunca hasta ahora me había puesto en manos de un entrenador personal y la experiencia fue muy gratificante. Es increíble, pero una sola sesión consiguió hacerme sentir mucho mejor. No hay duda de que un entrenamiento personalizado siempre es más eficaz. Cada persona es diferente y precisa una tabla de ejercicios y una preparación adecuada a su caso concreto. 

ELEVA se dedica precisamente a esto. Se trata de una empresa formada por jóvenes expertos del mundo del deporte y la salud, que se han unido para proporcionar servicios de entrenamiento personal, asesoramiento y consultoría en Madrid y sus alrededores. La meta de este equipo es ofrecer todas las prestaciones necesarias para mejorar el estilo de vida de sus clientes mediante una actividad sana y unos hábitos alimenticios saludables.


Los entrenamientos pueden realizarse en el domicilio del cliente o en el lugar que éste elija. Estos profesionales se desplazan al lugar escogido y llevan todo el material necesario, de tal modo que sus usuarios no tienen que preocuparse por nada, únicamente por entregarse a cada sesión y ponerse en forma.


Aunque cada caso es diferente, es recomendable someterse a un entrenamiento de una hora al menos dos veces por semana para conseguir unos resultados óptimos. Si eres constante y sigues las recomendaciones de tu fitness manager te sentirás muy bien por dentro y te verás mejor por fuera.

A continuación os hago un resumen con las tarifas de ELEVA:


1 sesión de entrenamiento (1 hora) → 40 €
Bono de 10 sesiones de entrenamiento→ 360 €


1 sesión de nutrición → 20 €
Bono de 10 sesiones de nutrición → 90 €


1 sesión de fisioterapia (1 hora) → 45 €
Bono de 10 sesiones de fisioterapia → 405 €






No perdáis la oportunidad de sentiros como una celebrity. Experimentar en vuestra piel lo bien que se siente uno cuando tiene fitness manager. Como ya os he comentado antes, la primera sesión es gratuita.


Si queréis ampliar información podéis llamar al teléfono 650 288 809 o visitar la web de ELEVA

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

3 Comments

  1. Laura

    30 junio, 2010 at 14:31

    oye, pues esto pinta fenomenal… yo pensaba que era muchísimo más caro tener un entrenador personal. La verdad es que para las que somos un poquitllo vagas para desplazarnos hasta el gimnasio hemos perdido la excusa con esto de que vengan a tu propia casa a ponerte en forma… me ha encantado, sisi, ahora mismo llamo a ELEVA, gracias Teté

  2. Teté Valero

    18 junio, 2010 at 05:49

    Jajajajajaja, la verdad es que hacer footing por el parque es lo mejor si eres una persona constante.
    Yo soy muy perezosa y tengo que obligarme con un monitor, ya sea entrenador personal, monitor de aeróbic…
    Es verdad que es más caro que un gimnasio, pero al final, si eres constante, estos entrenadores te suelen hacer un precio especial y suele compensarte por los resultados.
    Ya te contaré cuánto me duran los entrenamientos, jejejeje

    Un besazo enorme, wapa!!!!

  3. Campanilla

    17 junio, 2010 at 22:01

    La verdad es que tiene muy buena pinta. Pero si quieres tener una sesión de entrenamiento decente, al final sale por un pico. De todos modos, para quien pueda permitirselo es una muy buena manera de hacer ejercicio.

    Jo! yo me tendré que conformar con seguir haciendo footing por el parque!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>