Tips para mantener el peso a raya durante el verano

By  |  0 Comments

Cuando llega el verano se multiplican las reuniones y los encuentros sociales. Los días son más largos, hace mejor tiempo, sale el sol, llegan las vacaciones… y todos estos factores hacen que nos apetezca mucho más quedar con la gente, relacionarnos, disfrutar de veladas al aire libre… Y, claro, casi todos estos encuentros maravillosos se producen alrededor de aperitivos y comidas deliciosas. Además, el calor puede hacer que tengamos menos apetito a la hora de las comidas principales y, al comer menos, podemos caer en la tentación de picotear más a menudo. Por no hablar de lo mucho que apetecen los helados, las horchatas y los granizados en estas fechas, jajajaja.

El caso es que todos estos factores pueden poner a prueba nuestra silueta y dejarnos unos kilitos de regalo tras las vacaciones.

Ya sabéis que me encantan los consejos del orientador en salud y experto en nutrición Ata Pouramini, así que quiero compartir con tod@s vosotr@s algunos de sus consejos para evitar que la báscula nos dé un disgusto a la vuelta de las vacaciones. El autor de “Tú eres tu Medicina” acaba con algunos mitos sobre la alimentación veraniega para ayudarnos a mantener el peso a raya. Tomar nota, porque son muy sencillos de aplicar y seguro que os resultan muy útiles:

 

• Apuesta por platos ligeros, pero completos: “Hay quien piensa que en verano se engorda menos por el calor. Esto es absolutamente falso. Que sudes más o menos durante la digestión a consecuencia del calor nada tiene que ver con la báscula. El aumento o la disminución de peso durante estas fechas irá en función de la composición de los alimentos que ingieras, que sean más o menos digeribles, que tengan más o menos calorías… Lo ideal es apostar por platos sabrosos y ligeros, que sean completos pero no vayan acompañados de un excesivo aporte calórico”.

 

• Para hidratarse lo mejor es el agua: “No es cierto que se coja peso en verano porque se beba más y se retenga líquidos. La hidratación que necesitamos en estas fechas es mayor debido a los viajes, a los cambios horarios, a la dieta… Eso sí, para combatir la sed, lo mejor es beber agua y no abusar de los zumos. Los zumos naturales son sanos y necesarios, pero la fruta tiene elevados índices de azúcar, que es sinónimo de calorías. Zumos sí, pero con moderación. Para hidratarse, lo mejor es el agua”.

 

• No prescindas del segundo plato: “Para mantener una alimentación saludable, no se debe prescindir del segundo plato. Si durante estos meses no tienes mucha hambre, opta por añadir un elemento principal a tu primer plato. Por ejemplo, incluye un huevo cocido o algo de pollo a la ensalada. Así aportarás la proteína básica. También puedes optar por enriquecer una tosta con algo de salmón. Nuestro organismo necesita estar bien nutrido para funcionar correctamente”.

 

• Incluye platos calientes en tu dieta: “Es falso que no se deban ingerir platos sustanciosos y/o calientes en verano. Un plato de lentejas o un cocido no te provocará nada malo ni te hará ganar peso. Lo que hay que hacer es comerlo como menú único y no entregarse a la vida sedentaria. Este tipo de platos producen mayor sensación de saciedad y evitan que piques entre horas. Además, proporcionan el aporte de fibra necesaria para el correcto tránsito intestinal, que en esta época de cambios puede verse resentido”.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>