Disfruta de la conducción sin gastar mucho dinero

By  |  0 Comments

¿Os gusta conducir? A mí me apasiona. De hecho, me relaja mucho coger el coche, echarme a la carretera y conducir a mi ritmo, prestando atención a todos los detalles, escuchando buena música, disfrutando del paisaje, de la conducción…  Es una terapia maravillosa, especialmente cuando tienes ocasión de atravesar un paisaje bucólico y tranquilo.

¡Y ahora es el mejor momento para hacerlo! Se acercan las vacaciones estivales y disponemos de mucho más tiempo para destinar a estos pequeños caprichos que no podemos permitirnos en nuestro día a día.

Para que arranquéis de una vez vuestra aventura y todo vaya sobre ruedas, os propongo algunos truquitos que os ayudarán a disfrutar al volante sin necesidad de gastar una fortuna. ¡Son infalibles!

 

• ¡Mejor sin sorpresas!

Viajar a la aventura es fabuloso como guion de una película, pero la realidad es que no organizarse puede salirnos caro. No calcular bien la ruta ni estudiar los detalles del trayecto puede hacer que te pierdas, te encuentres con un atascazo de espanto, te metas por carreteras de pago innecesarias… En definitiva, puede que todo salga genial, pero lo más probable es que te dejes la paciencia y una fortuna por la carretera.

 

• Tarjetas promocionales

Todos los que me conocen me llaman “doña tarjetas” y se ríen mucho de mí por ello, pero lo cierto es que esta afición me permite conseguir puntos y promociones que, a la larga, se traducen en ahorro y descuentos muy atractivos. Sin ir más lejos, la tarjeta de puntos MIBP se va recargando cada vez que reposto en una estación de servicio de BP y, al cabo de cierto tiempo, se convierten  en  descuentos en gasolina.

¡Pero no sólo es posible ahorrar en combustible! Los puntos que se van acumulando en BP se pueden canjear por una tarjeta regalo de El Corte Inglés con la que puedes comprar cualquier cosa. En definitiva, el sencillo y rápido gesto de pasar una tarjeta me brinda la oportunidad de pegarme algún caprichito de vez en cuando.

 

• Controla la velocidad

Respetar los límites de velocidad no sólo ayuda a esquivar carísimas multas de tráfico, sino que también nos ayudan ahorrar por otros motivos. Mantener una velocidad constante hace que consumamos menos combustible que si vamos dando acelerones y frenazos todo el trayecto.

 

• No te pases con la maleta

Si cargas el coche en exceso también aumentará el consumo de combustible, así que procura pensar bien lo que vas a necesitar en tu destino y no metas en la maleta todo lo que pilles. No está mal que metas un par de trapitos de más por si acaso, pero tampoco vayas a llevarte todo el armario, jajajaja.

 

• Acostúmbrate a comparar los precios del combustible

Comparar precios puede hacer que tu gasto en combustible al cabo de un año se reduzca considerablemente. No te dejes llevar por la comodidad ni la costumbre y vayas siempre a la estación de servicio más cercana. Comprueba dónde tienen mejores precios,  pues aunque la diferencia no parezca muy grande en un solo repostaje, se nota mucho a largo plazo.

Otra forma de ahorrar es recurrir a productos como los aceites castrol, un producto sintético que reduce las emisiones de los vehículosy aumenta la protección en el catalizador del vehículo.

Todos estos consejos no sólo te ayudarán a disfrutar más del viaje, sino también ahorrar un pellizquito con el que pegarte un lujo más adelante.

 

¿A qué esperáis para ponerlos en práctica?

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>