¡Dedícate un minuto!, la última iniciativa de Ausonia contra el cáncer de mama

By  |  1 Comment

Desde que Ausonia me llamó hace cuatro años para colaborar por primera vez en su emblemática campaña contra el cáncer de mama, acudo puntualmente a esta cita. Es una de las iniciativas con las que más me gusta colaborar a lo largo del año. No solo me parece preciosa, sino también muy necesaria. Formar parte de esta campaña tiene un significado muy especial para mí, porque creo que es fundamental apoyar esta causa. Hay mucho camino que recorrer y mucho que investigar para ganarle la batalla a esta dura enfermedad y todos los esfuerzos por dar visibilidad a este mal me parecen pocos.

¿Sabíais que, según datos de la AECC, 1 de cada 8 mujeres padecerá cáncer de mama a lo largo de su vida? Os lo conté hace unos días para hablaros de algunos gestos para aportar un granito de arena en esta lucha y no me cansaré de repetirlo, porque me parece una cifra escalofriante. Tenemos mucho que trabajar para reducirla y conseguir que se invierta mucho más tiempo y recursos a la investigación de sus causas y la búsqueda de tratamientos más eficaces.

Y esto es precisamente lo que hace Ausonia desde hace 12 años. Esta empresa está comprometida en la lucha contra el cáncer de mama apoyando la investigación, clave para lograr  nuevos tratamientos que mejoren y aumenten la esperanza de vida de las mujeres que tienen esta enfermedad. ¿Cómo lo hace? Traduciendo la venta de cada envase que lleva un lazo rosa en un minuto de investigación: 1 pack = 1 minuto.

Pero su colaboración va mucho más allá. También aprovecha esta campaña para concienciar a todo el mundo de la importancia de involucrarse en esta causa. Este año, lo hace con un mensaje sencillo, pero contundente y muy directo: “Dedícate un minuto”.

 

¡Dedícate un minuto!

Me encanta el lema de este año: “Dedícate un minuto”. Parece muy obvio, pero todavía tengo muchas amigas que, ya sea por pereza, por falta de tiempo o por simple dejadez, no visitan a su ginecólogo una vez al año. ¡No puede ser! Chicas, el primer paso para luchar contra esta maldita enfermedad es dedicarse un minuto. ¡Sí! Un minuto para observarte; un minuto para pedir cita con tu ginecólogo y someterte a tus revisiones rutinarias; un minuto para replantearte comenzar una dieta más saludable; un minuto para pensar en practicar más de ejercicio; un minuto para hacer algo que te relaje y te haga sentir bien… ¡Un simple minuto puede salvarte la vida!

En serio… si no nos cuidamos, ¿quién va a hacerlo por nosotras? La prevención es clave en esta enfermedad y la detección precoz también, ya que un diagnóstico realizado a tiempo y una rápida intervención pueden salvar muchas vidas y hacer más llevadero el proceso.

Pero ese minuto no solo es necesario para la prevención, sino también para las mujeres que se encuentran plantando cara a la enfermedad: necesitan un minuto para maquillarse, para cuidarse, para sentirse guapas, para pasear, para respirar aire puro, para rodearse de la gente que aman… En definitiva, para conseguir mantener a flote esa autoestima, esa energía y esas fuerzas que tantas veces flaquean durante el duro camino.

 

Armas de Mujer Ausonia 2019 Cáncer de mama

 

Juntas somos más fuertes

Está claro que las que no hemos padecido la enfermedad no podemos ponernos en la piel de las que lo hacen o lo han hecho a lo largo de su vida, pero sí podemos empatizar con ellas y estar a su lado para que les resulte más llevadero el duro el camino. ¡Juntas somos más fuertes!

Las sesiones de fotos que Ausonia organiza para esta campaña son un auténtico lujazo. Además de colaborar con una causa tan especial, tengo la suerte de ponerme en las manos del equipo del grandísimo maquillador Juan Pacheco (que me deja siempre estupendísima) y de posar para el objetivo del genial fotógrafo Luis Barta (que cada año consigue inmortalizarme más guapa). Además, coincido con compañeras maravillosas a las que tengo un cariño especial desde hace mucho tiempo.

 

Juan Pacheco y Luis Barta Ausonia 2019

 

En esta edición compartí experiencia con Sonia, de Mujer Global; Ana, de Estoy Radiante; Esther, de Loca por los tacones; Arantxa, de Cosmetikblog; Tamara, de My Celebrity Skin; Marisa, de Not so addicted to beauty; Tamara, de Fashion and Beauty Now; Estefanía, de No soy tu estilo; Patricia, de la Patripedia; Estefanía, de Kingdom for fashion; Ángela Villarejo.

Me gusta coincidir con ellas en todos los eventos, pero este día mucho más; es mágico. Se crea un clima de compromiso y complicidad espectacular. Y este año ha sido aún más emotivo, pues compartimos plató con Olga del Río, paciente de cáncer de mama, que se ha encargado de representar y poner voz a esas mujeres guerreras y luchadoras que tienen que lidiar con la enfermedad.

 

Olga del Río y Armas de Mujer Ausonia Cáncer de Mama

 

Olga: el cáncer de mama en primera persona

Olga nos contó su experiencia y nos hizo comprender un poco mejor las dificultades a las que se enfrentan a diario las pacientes y la gran cantidad de obstáculos que tienen que sortear para ganarle la batalla física y psicológica al cáncer de mama.

Me encantó conocerla; es una mujer con unos ojos preciosos, una mirada transparente y una energía maravillosa. Pero aún me gustó más charlar un poco con ella y que me contara cómo vivía esta realidad una paciente con cáncer de mama. Tendemos a hacernos a la idea de lo que pasan estas mujeres, pero pocas veces nos detenemos a escucharlas para averiguar lo que realmente pasa por su cabeza, cómo afrontan esta difícil situación y qué es lo que realmente necesitan de nosotros. Conversar con ella me ayudó a mirar la enfermedad con otros ojos y a entender mejor sus necesidades. ¡Gracias por este ejercicio de sinceridad, Olga!

 

Olga del Río Ausonia y AECC

 

¡Mucho más que el 19 de octubre!

Hoy todas gritamos al unísono por esta causa y multitud de firmas se cuelgan el lazo rosa para apoyar la lucha contra el cáncer de mama, pero no nos olvidemos que el 19 de octubre no es el único día que las mujeres que padecen esta enfermedad luchan para vencer esta maldita guerra… ¡luchan todos los días! Pido que no os olvidéis de ello, porque precisamente es lo que debemos hacer todos. Con pequeños gestos cotidianos, con pequeñas donaciones económicas, con pequeños esfuerzos… podemos conseguir que se inviertan más esfuerzos y dinero a investigar tratamientos más eficaces y todo tipo de mejoras que hagan más sencillo el difícil camino que todas estas guerreras tienen que recorrer para llegar a una cura.

¡Ayudar está en nuestras manos! Empecemos tomándonos un minuto, un simple minuto…

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

1 Comment

  1. Pingback: El testimonio de una paciente con cáncer de mama

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>