¡CONCURSO DE VERANO!

By  |  23 Comments

Los exfoliantes de DELAROM a un clic


Hola a tod@s:


Hoy pongo en marcha el primer concurso de “Armas de Mujer”. ¡Estoy emocionada!


La Mascarilla exfoliante facial y el Azúcar exfoliante a la naranja de DELAROM pueden ser tuyos. Participar es tan sencillo como compartir con nosotr@s una anécdota divertida que te haya ocurrido mientras te aplicabas una mascarilla. Un jurado compuesto por miembros del equipo de la firma revisará todas vuestras historias y elegirá la que más le guste.


Os presenté esta línea de productos cosméticos hace aproximadamente un mes. Se trata de una gama unisex muy completa, cien por cien natural y de venta en farmacias. Su filosofía está basada en la fitoterapia, la aromaterapia y la aromacología, lo que se traduce en que sus productos están elaborados a base de plantas e ingredientes naturales que equilibran la piel y le aportan todos los nutrientes que necesita.


Como la mayoría ya sabéis, la exfoliación es un tratamiento básico y necesario durante todo el año. Por eso, DELAROM quiere obsequiar a uno de nuestros seguidores con este lote que permitirá al ganador o ganadora presumir de una piel hermosa e iluminada en cualquier estación del año.


Durante el periodo estival debemos eliminar las células muertas de rostro y cuerpo para que las cremas solares con protección sean absorbidas por nuestra piel de un modo eficaz y uniforme. De este modo evitaremos la aparición de manchas y lograremos un bronceado uniforme y atractivo.


Tampoco debemos olvidarnos de la exfoliación el resto del año, puesto que cualquier tratamiento que nos apliquemos será mucho más efectivo sobre una piel limpia y tersa. Cremas hidratantes, mascarillas, anticelulíticos… penetran mucho mejor y actúan de una manera más eficaz sobre una piel libre de impurezas.

Participar en el concurso es así de sencillo:

  • Cuéntanos tu anécdota más divertida con alguna mascarilla. No te olvides de adjuntar tu mail para que luego no haya ningún problema para localizarte.


  • La fecha límite para participar es el 15 de agosto a las 20.00 horas.


  • Un jurado, compuesto por tres miembros del equipo de DELAROM, leerá todos los mensajes recibidos, los puntuará y elegirán la anécdota más divertida.


  • En cuanto falle el jurado, publicaré el nombre del ganador, así como la puntuación obtenida por cada una de las anécdotas enviadas.


  • Una vez elegido el ganador/a, me pondré en contacto con él/ella para que me facilite sus datos personales. Debéis estar atent@s porque si no os localizo en el plazo de de 15 días, el premio será otorgado al autor/a de la anécdota que haya quedado en segundo lugar y así sucesivamente.


  • DELAROM se encargará de enviarte el lote de exfoliación.





¿A qué estáis esperando? Ya podéis empezar a enviar vuestras anécdotas.

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

23 Comments

  1. Katya_noia

    11 agosto, 2010 at 17:36

    Cuando tengo la cara pringada y me llaman al movil, como me cabrea, el movil todo pringado!!!

    katya_noia@hotmail.com
    http://lasverdadesdeunespejo.blogspot.com/

  2. Mayte R.M

    7 agosto, 2010 at 20:29

    Pues yo os cuento mi anecdota…oju!

    Estaba empezando con un chico que bueno habia dicho que ese día iba a venir a casa y iba a ser “nuestra noche” todo iba perfecto hasta ese dia

    Me prepare toda mona, echandome mi crema de depilar en las piernas, mi mascarilla en la cara (verde..), etc… habiamos quedado a las 6, eran las 5.. y llaman al timbre, mi madre tiene la mania de llamar y no usar las llaves, asiq pense q seria ella xq no contestaron, deje la puerta entreabierta…cuando al rato oigo “cariño, me he adelantado a darte una sorpresa” imaginarme!!!!!!!!!!! Yo con las piernas llenas de crema depilatoria y una mascarilla verde en mi cara que se estaba endureciendo y no podia casi articular palabra, la cara de el fue un poema, en plan “esta es la chica con la q estoy empezado o es un monstruo?” que verguenza…no sabia que decir ni el tampoco, me dijo luego vengo y despues de años sigo esperando a que vuelva, tanto susto le di???? :(

    Asique desde que me paso, cuando me pongo mascarillas procuro que no haya quedado con nadie, y sepa que no va a venir nadie, que no quiero expantar a nadie mas en mi vida, perdi a mi amor por una mascarilla que triste y comico a la vez jajaja

    mayterm53(arroba)gmail(punto)com

  3. ninfita28

    29 julio, 2010 at 19:13

    Espero que contar esto merezca la pena!!
    Como no esto me paso con mi primera mascarilla, tenia un monton de ilusión por probar alguna y me decidí por una que lo hacía todo, y era destas que se ponian duras como si tuvieses una mascara. En modo de uso ponia que había que dejarla 5 minutines, pero yo pensé: pues cuanto mas tiempo la deje más efecto tendrá (….) y me relajé en el sofá, y tanto que me relajé que me quede dormida. Y ya os podeis imaginar el resto, cuando me desperté no podia ni hacer un solo gesto y al sacarla(que no fue un trabajo facil) tenía la cara a ronchones rojos….
    y por si fuera poco al día siguiente tenía la comunión de una prima..ya os podeis imaginar los vaciles de ese día porque no había maquillaje que pudiese disimular ese destrozo…

  4. lulee

    27 julio, 2010 at 12:08

    lo mas gracioso que me paso a mi con una mascarilla fue que una tarde me decidi echarme una mascarilla e arcilla, cuando ya la tenia echada y estaba esperado a que se pusiera durilla para poder quitarmela, llaman a la puerta .. y quien era? el chico que me gusta me quede con cara de super avergonzada y fui corriendo al baño a quitarme la mascarilla y dejando al chico en la calle achicharrandose de calor porque sin darme cuenta, le cerre la puerta!! jajja

    h277h@hotmail.com

  5. sirocox

    25 julio, 2010 at 16:05

    Lo mío con las mascarillas es de pena, o llaman a la pueta cuando no espero a nadie, o aparece mi hijo con los amigos… Lo más fue cuando mi gata comenzó a lamerme la cara. Me pongo mi mascarilla, me tumbo en el sofá relajada, y cuando siento la lengua de mi gata limpiandome la cara.
    sirocox@hotmail.com

  6. Nicamum

    22 julio, 2010 at 15:36

    Me apunto al sorteo!!!!!!!!

    Mi anécdota es tan corta como corta fue la vida de la mascarilla que a continuación os comento…

    Me regalaron una mascarilla de chocolate en Lush (una muestra generosa). Al ser fresca me recomendaron que la metiera en la nevera (no más de dos semanas). Y eso hice.

    Cuando fui a buscarla ya no estaba. Empecé a preguntar y a preguntar y finalmente me dijo mi abuela: “Ahhhh!!!! Buscas el mousse ese que trajiste de Santander??? Ay ya lo siento, se lo comió tu abuelo, es que no habían yogures!!!”

    O_o xDDD Me lo contó a la semana de comérselo y de esto hace ya unos añitos y mi abu sigue vivito y coleando… Así que ya sabéis: en caso de ingesta… Don’t worry!!! Jajajaja!!!

    Aquí os dejo mi mail: Nicamum@hotmail.com

    Suerte y gracias por el sorteo!!!!

  7. Teté Valero

    21 julio, 2010 at 17:09

    Pittussia, ya he conseguido entrar en tu blog. Hija, qué desastre, estaba poniendo un punto detrás de las www. Ese era el problema… Desde luego, qué torpe!!!!

    Bsss

  8. Teté Valero

    21 julio, 2010 at 17:07

    La de motes que estoy viendo por ahí por culpa de las mascarillas, jejejejejejejejejeje. Bueno, y lo del técnico de Telefónica… Es buenísimo!!!!
    Eso nos pasa por ser presumidas.

    Pitussia, por supuesto que me apuntaré a tu concurso y seguiré tu blog, pero me da error la dirección. ¿Puedes enviarme de nuevo el enlace para intentarlo otra vez?

    Un beso a todas.
    Sois geniales!!!

  9. PITTUSSIA

    21 julio, 2010 at 15:40

    Hola Teté, me apunto al sorteo y lo cuelgo en mi blog: wwwtocadospittussia.blogspot.com
    tambien estoy de SORTEO DE VERANO..APUNTATE..
    pittussia@gmail.com
    la coruña
    Mi anécdota ocurrió hace varios años, se declarò un incendio en uno de los pisos de donde vivo, los vecinos llamando a los timbres ¡FUEGO…FUEGO!, salimos todos a la calle y a mi me pilló con una mascarilla en la cara, para colmo de males “verde”. Mientras los bomberos hacian su trabajo, a pesar del susto inicial, terminamos todos riendonos (yo la primera), parecia una extraterrestre…, durante un tiempo me saludaban diciendome “HOLA ET”, “HASTA LUEGO ET”. (ya no vivo en la misma casa…..)
    Un besiño grande y muchas gracias. ET

  10. Anonymous

    20 julio, 2010 at 18:51

    Pues más que una anécdota pueden llamarse “sustos” porque siempre que me pongo una mascarilla acabo asustando a alguien, en especial las de color verde.

    ireniuskka@hotmail.com

  11. yudy32

    20 julio, 2010 at 01:17

    “Mascarillas y niños pequeños no son compatibles”

    Tengo un niño de 20 meses que habla como un loro y está obsesionado con la película de Spiderman y el duende verde, se sabe los diálogos entre ellos, y todo lo que ocurre en la peli;

    solemos jugar a que él es Spiderman y yo Spiderwoman,

    dicho esto, ya pueden imaginarse la carita de terror que ha puesto al entrar al baño y ver que su madre, (la cual simple y placenteramente tenía una mascarilla de arcilla),

    le sonreía con aquella cara verde;

    el niño salió pitaooo gritando:

    papiiii, papiiiiiii aquí está

    DUENDEGÜMAN, DUENDEGÜMAN

    ya podrán imaginar como me llaman desde hace un tiempo mis amigos más intimos… :)

    DUENDEWOMAN

  12. Hrista

    19 julio, 2010 at 09:34

    jajajajaja, que gracia!!!!

    Bueno, mi anectoççdota es la siguiente….

    Era sabado y fuí a Marionnaud en busca de unas cosillas que me hacían falta, entre ellas mascarilla; le pregunté a la chica y me dió una de pepino que decía que era la bomba! asi que la compré.

    Llegué a casa, me lavé la cara, y me puse la mascarilla verde (parecia Shrek)… me “tiré” en el sofá y me puse a ver la tele; me entró la modorrera y me dormí un ratito, cuando de repente sonó el timbre de casa… me desperté asustada, cojí un trapo de la cocina y me quité la mascarilla (o al menos eso creía yo…) abrí la puerta, era el técnico de telefónica, que venía a instalarme el router; entró en casa y noté que me miraba raro… hasta sonreía… me empec.e a frotar la cara pensando que tenía algún resto de la mascarilla… pero el tío seguía igual…ESTABA SUPER INCÓMODA!!!!

    Por fin el hombrecillo se fué y tiré corriendo al cuaryto de baño… jajaja no me lo podía creer!!! no se había quitado nada!!! la tenía esparcida por toda la cara, el pelo, la boca y el cuello… que vergüenza!!!! jajajaja

    belenrubio@hotmail.com

  13. Teté Valero

    18 julio, 2010 at 14:34

    jajajajajajaja… Esto se anima!!!!! la verdad es que el jurado lo va a tener difícil, porque yo no sé cuál de las anécdotas es la más divertida. Todas son para mearse de la risa…

    Muchísimas gracias a todas vosotras por participar. Sois un cielo!!!!!!!

    Bss

  14. Campanilla

    17 julio, 2010 at 14:49

    Mi anécdota fue una pesadilla real.

    Era un viernes por la noche, y decidí ponerme una mascarilla. Pensé que no había nada mejor que ponerme una mascarilla, música relax, y unas velitas. Ya sabes que para que una mascarilla haga más efecto, tienes que relajarte y procurar no mover el rostro. Por ello, después de echarme la mascarilla en la cara, me tumbé en la cama para dejar que me hiciera efecto. Tan relajada estaba que me quedé dormida. A la mañana siguiente cuando me desperté, ya no me acordaba de la mascarilla, pero notaba mi cara rara, tirante. Cuando fui al baño y me miré al espejo pegué un grito. Tenía la mascarilla reseca en la cara. Intenté quitarmela con un pañuelo de papel, pero eso no salía. Intenté quitarmela con agua tibia, pero eso seguía pegado a mi cara. Y yo me estaba desesperando porque esa asquerosa pasta no desparecía. Así que después de pensar apresuradamente, decidí utilizar un cepillo facial para intentar quitarmela de la cara. Cogí el cepillito y froté, froté hasta que la mascarilla desapareció por fin de mi cara. Pero lo peor de todo fue cuando me volví a mirar al espejo. ¡Tenía toda la cara roja por culpa de haberme frotado tanto!. Menos mal que la rojez se me pasó pronto y el sábado por la tarde ya tenía mi cara impecable.

    Mi correo es: soymujeractual@gmail.com

    Un beso y gracias por el sorteo!

  15. Mara

    17 julio, 2010 at 12:52

    Aquí mi anécdota:
    Tengo un hermano menor al que le llevo 15 años, vamos, como si fuera un hijo, incluso siempre lo sobreprotegí mucho. Ya entenderán el por qué de esta aclaración. Yo tendría 25 años (él 10), en el salón de la casa de mis padres hay un ventanal que da a la calle, donde estaban jugando mi hermano con sus amiguitos, y a través del cual los podía vigilar perfectamente. Ese día me quedé sola en casa (mi hermano jugando fuera con sus amigos). Decidí pasarme la mascarilla, ya que era sábado y quería estar espléndida para esa noche. La mascarilla era color verde. Tan tranquila estaba haciéndome las uñas mientras actuaba la mascarilla en mi rostro, cuando al mirar hacia afuera veo que unos niños mayores que mi hermano estaban peleando a éste y sus amigos. Al ser tan sobreprotectora con él, salí enseguida, olvidándome que mi cara estaba verde!!! Lo importante era proteger a mi hermanito!! Salí coriendo regañando a los otros niños, como una bruja, vamos!! En eso veo que los niños (todos ellos) comienzan a reirse y gritaban: “Es un lagarto de V”!!!! Imaginen mi cara, cuando en ese momento recordé que mi cara estaba verde, cubierta por la mascarilla!!!! Qué vergüenza!! Nunca en mi vida entré tan rápido a mi casa!!!!
    Gracias por el sorteo!!
    maras_57@hotmail.com

  16. maria

    17 julio, 2010 at 10:28

    Pues mi anecdota.
    Nunca suelo ponerme mascarilla, porque por suerte o por desgracia, siempre hay gente en casa y me da verguenza que me vean.
    Pero un dia, que me quedé sola por la mañana, decidí, ponerme manos a la obra. Después de pàsar un buen rato frente al espejo, y ponermela perfectamente, que me cubria toda la cara y cuello, salgo del baño, y llaman a la puerta insistentemente.
    Que verguenza, pense en abrir o en no abrir, y zas!!, el cartero, una carta certificada. Mientras que me la dio, y firmé el papel, el chico me miraba como desternillandose de la risa.
    Asi que, ahora me la pongo y no abro la puerta. Eso me enseñó a quedarme quietecita. Han pasado unos años de aquello, pero lo recuerdo cada vez que abro el botecito.
    Gracias por el sorteo. Soy Maria.
    yazminne30@hotmail.com

  17. cucaracha

    17 julio, 2010 at 07:34

    pues yo desde siempre le cogía las cremas a mi madre pero sin tener idea ni preguntar ni leer instrucciones. Así que un domingo me puse una mascarilla pensando que era como una crema y no me la quité. Al día siguiente me llevaron al médico porque me había salido una buena mancha en la cara, como de un golpe. Ahora me leo todo.
    manuelypili@yahoo.es

  18. esalala

    14 julio, 2010 at 17:19

    hola!!!!! mi anécdota con una mascarilla hizo que me conociera todo un equipo de baloncesto tal y como soy…
    Estaba en mi casa (comparto piso con dos chicos) y los dos me habían dicho que no vendrían a casa hasta por la noche, así que decidí que esa tarde era tooooda para mí y mis cuidados.
    Me puse una mascarilla que deja la piel verde, que es como arcilla, hacía calor así que me quedé en bragas y camiseta para estar fresquita y me recogí el pelo como si se tratara de un pavo real… pues bien, cuando ya estaba en el sofá, con la tele, inmersa en mi paz interior, relajada, disfrutando de las sensaciones de mi mascarilla apareció Borja (mi compi de piso) junto a todo su equipo de baloncesto: SORPRESAAAAA! crei morir pero decidí reirme y todos lo hicieron también, está claro que en su caso ellos se reían de mi y no conmigo pero bueno… todavía cuando me cruzo con alguno de ellos no pueden evitar hacer una mueca… ayssss hombres! jajajajja
    mi mail:lauralvalero@gmail.com

  19. Sarah

    8 julio, 2010 at 16:05

    Bueno pues me encanta el sorteo..pero me da un poco de verguenza contaros lo que me paso con una ” superfantastica ” mascarilla que me compre….La verdad no me acuerdo de que era pero !! madre del amor hermoso!!!!!!!
    hace ya un tiempo, cuando comence a meterme un poco en el mundillo este del maquillaje..( no tenia ni idea jajajaja)…me compre una mascarilla que en ese momento no sabia para que se utilizaban pero que yo oia a mucha gente que las utilizaba…….bueno pues eso me compre una que yo no se ni de que era ni para que servia ..pero llego yo toda emocionada con mi mascarilla a mi casa, me lavo la cara ( con jabon de las manos xxddd si me lo viera hacer ahora , me daria un par de tortas)me la extiendo con los deditos y me dispongo a esperar sin saber lo que se me venia encima….
    como a los 8 o 9 minutos, o por ahi, eso se empezo a endurecer que no podia ni articular palabra( Me eche demasiada jajajaaj) como nunca me habia echado ninguna mascarilla me asuste y llame a mi madre ,, que empezo a reirse sin parar,,,,yo al otro lado del telefono con la cara como un carton y mi madre desctornillandose de risa al otro lado…Lo peor no fue que se riera sino que a mi se me fue la pinza con el tiempo..y me lo deje mas rato del que debia y al quitarmela.. tenia la cara como un cromo….colorada y llena de manchitas….Fue apoteosico..Mi madre aun disfruta contandolo cuando estamos en familia…
    Bueno, claro esta que de eso ya hace tiempo y que ahora se cual y para que se utiliza una mascarillla gracias a blogs como este….
    muchas gracias por leerlo y un besote
    mi mail; alsanela@hotmail.com

  20. Branca de Neve

    7 julio, 2010 at 10:05

    Mi anécdota puede resultar divertida ahora, pero os puedo asegurar que el día que me pasó no me hizo nada de gracia. ¡Menudo mosqueo me cogí!

    Resulta que por una vez decidí darme un caprichito y comprarme una mascarilla un poco más cara para ver lo que se sentía ya que siempre tengo que comprarme de las normalillas. Además esa mañana estaba sola en casa así que tenía asegurado que nadie me iba a molestar.

    Me puse cómoda, me recogí el pelo…y por fin abrí el botecito y me di una buena capa de mascarilla, que para una vez que lo podía permitir no iba a escatimar en cantidad, a ver si por roñosa no me iba a hacer nada. Cogí los cascos, me puse música y me tumbé en la cama.

    Todo iba genial: la mascarilla era fresquita, tenía puesta la música que me gustaba, estaba cómoda… Hasta que de repente empecé a notar un cosquilleo por la cara…¿¡¿¡¡¡!!!???

    Abrí un poco los ojos y me encontré con un bicho ENORME que no sé ni lo que era. Negro, con alas, patas y ¡¡enorme!! Qué asco me dio. Menudo susto me llevé.

    Rápidamente mi primera reacción fue intentar quitármelo de un manotazo. Pero no se le ocurre otra cosa que caerse en la colcha de mi cama. Así que otro manotazo al bicho. Y luego empezó a moverse por el suelo. Cogí las zapatillas y ¡a perseguirlo! Menudo caos hasta que lo maté. Lo siento mucho por los amantes de los animales pero no estaba yo en ese momento para andar cogiéndolo con cariño y dejándolo fuera de casa. Porque además vivo en un sexto piso así que si lo suelto con cariño iba a ir por la ventana derechito.

    Pero cuando terminé con él vino lo peor…todo, todo estaba lleno de mi mascarilla super cara. Con el susto no me di cuenta y al pasarme la mano por la cara me la manché. Así que todo lo que fui tocando mientras perseguía al bicho estaba lleno de crema: el mp3, mi ropa, la cama, las zapatillas, la alfombra (me apoyé en ella al agacharme al suelo)… Menudo desastre. Así que nada, con las mismas me fui a lavar la cara despidiéndome de mi “momento relax” para luego ponerme a limpiar toda la mascarilla que estaba esparcida por la habitación.

    Desde entonces no he vuelto a invertir tanto en este tipo de productos, no he tenido buenas experiencias…me conformaré con la gama media de momento.
    ¡Maldito bicho!

    Email: brancainmadrid@hotmail.com
    Un abrazo!

  21. Teté Valero

    5 julio, 2010 at 13:06

    Adelante, chicas! Seguro que os ha pasado algo gracioso mientras llevábais puesta una mascarilla.
    Pensar y participar.

    Un beso!!!!

  22. Campanilla

    5 julio, 2010 at 12:20

    ¡¡ Qué buena idea has tenido con el concurso!!, además los productos de DELAROM son de excelente calidad.

    Lástima que a mí no me haya pasado nada interesante al aplicarme una mascarilla. De todos modos me exprimiré el cerebro para ver si recuerdo algo divertido y así poder participar.

    Un besazo guapa!

  23. Bárbara

    5 julio, 2010 at 08:34

    ¡Qué bien! me encanta!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>