5 razones por las que deberías correr por la orilla del mar este verano

By  |  0 Comments

Ya está aquí el verano y probablemente ya has comenzado a planear alguna escapada a la playa para desconectar, recargar pilas y retomar tus obligaciones cotidianas con aires renovados a la vuelta. Ahora bien, este año no cometas el error de siempre y mandes al traste tu forma física cuando estés de vacaciones. Está claro que nuestro merecido descanso estival está para disfrutar y cometer algunos excesos, pero también para sentirse bien por dentro y por fuera. Practicar deporte y pasar unos días de ensueño cerca del mar no sólo es compatible, sino que es muy beneficioso para tu cuerpo y tu mente. No te llevará más de 20/30 minutos al día y te ayudará a sentirte mucho mejor. Es más… ¡evitarás coger los tres kilos que, de media, se traen los españoles como recuerdo de sus vacaciones!

Hay un montón de opciones, pero… ¿qué tal si te animas con el running? Estas son algunas de las ventajas que te reportará practicar este deporte a la orilla del mar. Toma nota de ellas tanto si eres un runner experto como si estás pensando en adentrarte en esta disciplina. ¡Seguro que aumentan tu nivel de motivación!

 

1-Piernas fuertes y tonificadas

La arena y la superficie irregular de la playa suponen un esfuerzo extra para nuestras piernas y obliga a sus músculos a trabajar con mayor intensidad. Este sobreesfuerzo consigue aumentar su potencia, así como tonificar más rápido los gemelos, los tobillos y los cuádriceps. Además, en contra de lo que muchos piensan, los huesos y las articulaciones sufren menos que corriendo sobre asfalto, ya que la arena amortigua el impacto y reduce el peso que tienen que soportar las piernas. Al reforzar la musculatura también se consigue una mayor protección contra las lesiones de rodilla y tobillo.

 

2-Aumenta la resistencia

La humedad del ambiente y la baja presión propias de la playa hacen que aumente nuestra capacidad pulmonar. Otra ventaja añadida es la calidad del aire, más puro y con menores niveles de contaminación que en la ciudad. Ambos factores hacen que respiremos mejor y que llegue mucho más oxígeno a nuestro organismo. Este aporte extra hace que tardemos mucho más tiempo en fatigarnos y nos permite alargar nuestras sesiones de entrenamiento.

 

3-Activa la circulación

Correr es un ejercicio maravilloso para activar la circulación, especialmente en la playa, ya que favorece el retorno venoso. Trotando por la arena se mejora mucho la pesadez de piernas, los pinchazos, los hormigueos e incluso se consigue mitigar la retención de líquidos.

 

4-Quema más calorías

Numerosos expertos aseguran que corriendo por la playa, nuestro cuerpo puede llegar a quemar un 30% más de calorías que haciéndolo sobre cualquier otra superficie. Correr a la orilla del mar es más costoso que hacerlo sobre otros terrenos y exige un mayor esfuerzo por nuestra parte, lo que se traduce en un mayor consumo calórico. Pero hay más… la presencia de yodo en la arena y en el agua del mar estimula nuestras glándulas tiroideas, activando nuestro metabolismo y haciendo que trabaje a un ritmo más rápido.

 

5-Combate el estrés y la ansiedad

El simple hecho de practicar ejercicio hace que nuestro cuerpo libere endorfinas, que actúan como un calmante natural para nuestro sistema nervioso. Pero, además, hacerlo en la playa, con el sonido del mar de fondo y la tranquilidad del entorno, produce un estado de bienestar y relajación adicional.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>