Trucos naturales para blanquear los dientes

By  |  2 Comments

Tener unos dientes fuertes, sanos, bien alineados y blancos son el sueño de cualquiera a quien le guste lucir una bonita sonrisa. Nunca me cansaré de repetir que sonreír es gratis y que, por tanto, no deberíamos tener excusa para regalar sonrisas allá por donde vamos. Este sencillo gesto hace que la vida sea mucho más agradable y placentera tanto para quien las regala como para quien las recibe, ¿no creéis?

Sin embargo, hay gente que no sonríe muy a menudo y no es por falta de ganas, sino porque no le gusta su dentadura y prefiere ocultársela al resto del mundo. Pues bien, para evitar que este sea un motivo para escatimar en sonrisas he decidido escribir este post, que seguro que os va a resultar de utilidad tanto a los que tenéis problemas dentales como a los que queréis conservar la salud y la belleza de vuestros dientes.

 

Trucos dientes blancos

 

Hay problemas que tienen difícil solución sin acudir al especialista, por lo que os recomiendo que visitéis a vuestro odontólogo y le trasladéis todos vuestros problemas o complejillos bucales. Seguro que él puede ayudaros y aconsejaros los mejores tratamientos. Lo que sí puedo hacer es recopilar una serie de remedios naturales para aclarar los dientes uno o un par de tonos de forma natural y sin salir de casa, así que tomar nota:

 

1-Una correcta higiene dental es, sin duda, lo más importante para lucir unos dientes sanos, blancos y bonitos. Es fundamental lavarse tres veces al día y no limitarse al uso del cepillo de dientes, sino añadir a la rutina bucal la seda dental y los colutorios.

La seda dental llega a huecos donde las cerdas del cepillo de dientes no tienen acceso y, por tanto, limpian con más detalle y eliminan restos muy molestos.

Por su parte, los colutorios terminan con los gérmenes invisibles, al mismo tiempo que eliminan el mal aliento y dejan una sensación súper agradable de frescor y limpieza en la boca.

Yo soy súper disciplinada con mi limpieza dental. Además de acudir puntualmente a mi dentista una o dos veces al año, me lavo los dientes tres veces al día, me paso la seda dental y, para terminar, me enjuago la boca con Listerine. Hay muchas marcas buenas en el mercado, pero yo siento debilidad por esta porque es cuenta con variedades para todas las necesidades. Mi favorita es Listerine Cuidado Total, que ofrece seis beneficios en uno:

• Reduce la placa y previene su formación

• Mantienen las encías sanas, previniendo y tratando problemas como la gingivitis

• Fortalece los dientes

• Ayuda a mantener el blanco natural de los dientes

• Elimina los gérmenes que quedan tras el cepillado

• Combate el mal aliento

 

Listerine

 

2-Blanquea tus dientes con cáscara de plántano. Este truco, además de natural, es sencillo y bastante asequible. Después de cepillarte los dientes, frótatelos con la parte interior de la cáscara del plátano durante dos minutos. Hazlo durante varios días para conseguir un efecto deseado.

¿Sabéis donde reside el secreto de este remedio? La cáscara del plátano contiene ácido salicílico y ácido cítrico, dos blanqueadores naturales muy efectivos.

 

3-Dentadura fuerte y bonita comiendo manzana. Si quieres tener las encías fuertes y los dientes blancos, cómete una manzana al día y hazlo a mordiscos.

Otros alimentos que también ejercen un efecto de cepillado natural sobre los dientes al masticarlos son: el apio, el pepino y la zanahoria.

 

4-Protege tu esmalte con espinacas. Verduras como el brócoli y las espinacas crean una película protectora del esmalte y protegen los dientes de las antiestéticas manchas que el tabaco, el té o el café dejan sobre ellos.

 

5-Deja pasar media hora entre la comida y el cepillado. Al contrario de lo que mucha gente piensa, no es bueno cepillarse los dientes nada más terminar de comer, sino que conviene dejar 30 minutos entre medias. El motivo es que hay alimentos como los refrescos, la cerveza, los lácteos… que crean poros en los dientes y hay que esperar un poco a que estos se sellen para evitar arrastrar el esmalte con el cepillo.

 

6-Infusión de salvia para fortalecer la dentadura. En Oriente hace cientos de años que se utiliza esta planta natural para blanquear y fortalecer los dientes. Enjuágate con esta infusión un par de veces por semana y pronto notarás sus efectos.

 

7-¡Ojo con el bicarbonato! Mucha gente se crea sus propios enjuagues bucales mezclando bicarbonato con agua y/o limón. Estas mezclas son bastante eficaces para blanquear los dientes, pero también son muy dañinas para el esmalte si se utilizan con mucha frecuencia. Os recomiendo que os andéis con cuidado si decidís usarlas.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

2 Comments

  1. M Angeles Guerra

    8 junio, 2015 at 20:54

    Yo siempre lo tengo en casa.
    Besitos

  2. Ana Mayte

    8 junio, 2015 at 20:06

    Me los apunto, gracias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>