Todo lo que debes saber sobre los antiinflamatorios

By  |  0 Comments

Todo el mundo o casi conoce para qué sirven estos medicamentos o los ha tomado alguna vez en su vida, pero… ¿realmente lo sabemos todo sobre ellos? ¿Son buenos? ¿Deberíamos tomarlos? ¿Cuál es mejor? ¿En qué circunstancias? Son estos interrogantes y un largo etcétera más los que se nos pueden pasar por la cabeza en un momento dado acerca de estos medicamentos.

Para quien no lo sepa, se trata de fármacos que actúan sobre un proceso inflamatorio generado por nuestro organismos como mecanismo de defensa ante un factor externo agresivo, ya sea conocido o no; proporcionando un efecto analgésico y antipirético lo cual es ideal para bajar, incluso, la fiebre. Por lo que son ideales para un sinfín de dolencias diarias, como dolores de cabeza, dolores menstruales, incluso para esguinces o torceduras de articulaciones, entre otras muchas cosas.

 

Existen diferentes tipos dentro de estos medicamentos 

Casi todas las familias cuentan con un botiquín casero en casa, aunque a veces se resuma en un cajón lleno de metamizol magnésico (más conocido cómo Nolotil) entre otros tipos de pastillas, gasas, agua oxigenada… Y todo ello lleno de por si a casos que nunca están de más. Y este es precisamente el quid de la cuestión, que en casi cualquier hogar nunca faltan los anti-inflamatorios, ya que sirven para multitud de dolencias, aunque es importante tomarlos con precaución y evitar la automedicación.

Los antiinflamatorios se utilizan para prevenir o disminuir la inflamación de los tejidos, así se va a impedir que los agentes externos nos afectan o nos enferme, así como si ya lo estamos aliviar los síntomas y así conseguir recuperarnos, de una manera rápida y sencilla, ya que son medicamentos que están al alcance de todo el mundo (salvo algunos específicos que es necesario receta).

Debemos saber que dentro de los anti-inflamatorios tenemos dos tipos: Los esteroides, que contienen corticoides y hormonas producidas por la corteza adrenal o corticosteroides naturales; y es por ello precisamente que su uso debe ser limitado y sólo utilizado en casos de prescripción médica debido a todos los efectos secundarios que pueden conllevar.

El otro tipo son los no esteroideos, que son los más populares como el ácido acetilsalicílico o aspirina como más personas lo conocen, y estos no requieren de previa prescripción, puesto que no conllevan riesgos secundarios.

 

Es importante mantenerse siempre informado y documentado sobre los medicamentos que tenemos en casa

Es ideal que sepamos con seguridad qué medicamentos tenemos en nuestro botiquín, así como sus posibles efectos secundarios y en qué casos es bueno utilizarlos y en cuáles no. Para ello un gran aliado también es Internet donde en páginas web como eCurae vamos a poderencontrar todo tipo de información de gran utilidad, en medicina general, así como trucos, consejos y remedios caseros de todo tipo.

No obstante, deberemos tener precaución con la información que sacamos de la red, porque no olvidemos que en Internet puede escribir cualquiera y que no toda la información que encontremos siempre es cien por cien fidedigna, por eso es también bueno contar con la opinión o asesoramiento de médicos y farmacéuticos para evitar problemas de futuro, ya que no debemos olvidar que lo que estamos tomando son medicamentos y por lo tanto pueden producir efectos adversos, dependiendo de cada persona y circunstancias.

Debemos tener siempre presente para qué sirven, en este caso los antiinflamatorios son buenos para enfermedades inflamatorios agudas o crónicas, así como para procesos inflamatorios puntuales, incluso para dolores localizados como un esguince, o dolores menstruales, además de porque tienen un tiempo de respuesta rápida, produciendo su efecto en una hora a lo sumo. Ahora bien, es importante saber bien los posibles efectos adversos, por regla general en medicamentos anti-inflamatorios como efectos comunes pueden darse: náuseas, vértigos, fatigas, dolor de cabeza, gastritis, entre otros… De ahí la importancia de ingerirlos con precaución y evitar la automedicación.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>