The Atypical Project, bolsos de yute natural personalizables de comercio justo

By  |  1 Comment

Hay proyectos que te enamoran a primera vista por la historia, la dedicación, los valores y todo el esfuerzo que llevan detrás. Eso es lo que me pasó con The Atypical Project, una firma de bolsos preciosos, personalizables, elaborados con yute natural, sostenibles y de comercio justo. Esto, dicho así, suena sencillo, pero no sabéis la cantidad de sacrificio que lleva sacar un proyecto de estas características adelante. Si no que se lo digan a Naira Regúlez, su creadora, una mujer emprendedora a la que siempre le ha preocupado el medio ambiente, así como el bienestar de los demás. Por ello decidió embarcarse en esta bonita aventura.

 

Naira Regúlez es el alma mater de «The Atypical Project», una firma que se está haciendo un hueco imprescindible en la moda sostenible y responsable.  

 

Antes de nada quiero mostraros cómo son esta preciosidad de bolsos. Como podéis ver, yo ya tengo el mío. Lo personalicé con mi frase favorita de Oscar Wilde: “Si no tardas mucho, te espero toda la vida”. No puedo estar más contenta. ¡No me lo quito de encima!

 

 

Y si los bolsos son bonitos, la historia del proyecto lo es aún más… La propia Naira me ha contado todos los detalles. Os dejo con nuestra conversación. Os lo advierto… ¡Si leéis la entrevista os vais a quedar prendad@s de ella y de sus bolsos!

 

Naira, ¿cuándo y cómo decidiste emprender esta aventura?

El concepto existía en EEUU y me parecía maravilloso… Durante el verano de 2018 empecé a darle muchas vuelta y, a final de septiembre, cuando volví de Canarias, me di cuenta que definitivamente NO quería trabajar para nadie… No quería seguir buscando clientes nuevos para los que trabajar… ¡Quería EMPRENDER! Mi marido, que es coach, me dio el mejor consejo: haz algo YA, toma acción, haz lo que sea de forma que ya no haya marcha atrás…Y me puse como loca a buscar fábricas de comercio justo y a pedir muestras. Una vez llegaron las 3 primeras muestras, supe que no podía frenar. Un día recibí una muestra concreta que superaba mi idea inicial. Se habían adelantado con algunos detalles que yo no había pedido. Supe que tenía que trabajar con ellos. No los cambio por nada del mundo. ¡Hacemos el mejor de los equipos!

¿Cómo surgió la idea?

Antes de quedarme embarazada tenía otra tienda online en la que vendía mandalas redondos de playa estampados a mano en India. La gerente de la fábrica nunca respondía de forma clara a mis preguntas sobre los trabajadores y a mí, que era su cliente, no me daba un trato especialmente bueno. Siempre me quedé con el runrún de cómo trataría a sus empleados si a mí me trataba de aquella forma. Después de ser madre la cabeza me dio dos mil vueltas… La vida me vapuleó, como a todas, y no fue hasta que mi hija cumplió dos años que no volví a mi ser. ¿QUÉ HACER? Buena pregunta. No sabía qué hacer… Quería abrir otra tienda online (en su día cursé el MIB y me gusta el negocio digital). El primer pilar que tuve claro fue que sería un producto de comercio justo: quería saber quiénes eran los artesanos con nombre y apellidos y en qué condiciones trabajaban. Y así fue. Una cosa llevó a la otra…¡Y me lancé!

Detrás de un proyecto así hay muchas ilusiones, pero también mucho trabajo, ¿te has encontrado con muchas complicaciones? ¿Cómo las has resuelto? 

El Comercio Justo es muy difícil. Los márgenes son justos para todos los implicados en el proceso: artesanos, productores y vendedores. Hay que hilar muy fino…Tuve que aprender a importar a península (mi anterior tienda operaba desde canarias). Durante meses busqué y probé máquinas de impresión textil que pudiera trabajar sobre yute. Pero hay una cosa que me gusta contar… Pensé que al trabajar con Bangladesh me encontraría las mismas dificultades que tuve cuando trabajé con India, pero nada que ver. Tenemos una comunicación fluida brutal que hace que seamos un equipo muy potente. EL MEJOR EQUIPO. Mis artesanas, el productor y yo hacemos un equipo tremendo. Me paso horas creando contenido para redes, contestando dudas, atención comercial, BTB, gestionando pedidos y gestionando stock. Hay muchísimo trabajo detrás que la gente no ve. Muchas veces recibo mensajes en los que me preguntan por qué no añado esto o lo otr. Si la gente supiera tooooooodo lo que hay que hacer para añadir esto o lo otro… Creo que no lo diría tan a la ligera. Hay muchos detalles impicados en estos “esto y lo otro” y esa parte casi nadie la ve. Durante el confinamiento he tenido que sacar yo sola un shooting adelante para poder presentar los nuevos tamaños.  En un berenjenal así solo puede meterse alguien que crea mucho en su propio proyecto… ¡Y eses es mi caso! Voy a trabajar lo máximo que pueda, porque mis artesanas pasan muchísimo en su país y no seré yo quien diga: “estoy cansada” o “no quiero trabajar”… Por ellas voy a hacer todo lo posible. Si ellas trabajan, quiero estar al mismo nivel de esfuerzo.

 

«Mis bolsos van dirigidos a personas responsables que compran menos, pero mejor. Gente que entiende que las cosas las hacen personas y que esas personas deben ser remuneradas de forma justa por su trabajo».

 

¿Qué es lo mejor y lo peor de ser la responsable de tu negocio?

Lo peor son las mil decisiones que hay que tomar a veces de forma súper rápida. Lo mejor es la libertad de decisión.

¿A quién van dirigidos tus bolsos? ¿Cuál es tu perfil de cliente?

Mis bolsos van dirigidos a hombres y mujeres que entienden que el mundo debe cambiar. Gente que cree realmente que debemos cuidar unos de otros y que entiende que la vida no es eso que nos han contado del primer y tercer mundo… Gente responsable que sabe escoger a la hora de comprar. Que compra menos, pero mejor. Que entiende que las cosas las hacen PERSONAS y que esas personas deben ser remuneradas de forma justa por su trabajo. No por trabajar al otro lado del mundo debemos tratarles de forma miserable.

Siempre mimas mucho los detalles, ¿de dónde sacas las ideas?

Me estoy convirtiendo una experta en fotografía. Me divierte muchísimo imaginar las fotos con los bolsos y, aunque supone mucho trabajo, saco fotos de muchos de los mensajes con los que los clientes personalizan sus bolsos porque son mini historias que me hacen reír, llorar, pensar…

¿Cómo ves tu negocio en unos años?

Me gustaría aglutinar diferentes productos de diferentes proyectos de comercio justo de diferentes países. Pero primero tengo que dar algunas vueltas de tuerca a este primer paso.

¿Te dedicas a él en exclusiva o lo compaginas con alguna otra cosa?

Desde hace más de 10 años me dedico al marketing digital (social media) para marcas de alcohol premium de manera freelance. Llevo en concreto más de 7 años con una marca de ginebra y en este tiempo además he llevado otras marcas de la misma distribuidora, hoteles de gran lujo y algunas marcas más de otros sectores.

 

¿A que es un proyecto maravilloso? Descubre mucho más en la web de The Atypical Project y en su perfil de Instagram.

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

1 Comment

  1. Cerrajero Caceres

    16 junio, 2020 at 07:18

    Que bonito bolso, es muy facil de hacer por lo que parece

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.