Recomendaciones para la intolerancia a la lactosa

By  |  4 Comments

En nuestro país existe un alto porcentaje de intolerancia a la lactosa, el azúcar que contiene la leche. Se estima que el 34% de la población española sufre esta intolerancia y, como curiosidad, muchas personas que la padecen no lo saben. Este alto nivel de desconocimiento es debido a que la enfermedad puede aparecer con la edad, de forma progresiva, pudiendo pasar inadvertida y no vincularse al consumo de leche

La intolerancia a la lactosa surge cuando el organismo no produce suficiente cantidad de lactasa, que es la enzima responsable de descomponer la lactosa en otros azúcares más simples y sencillos de absorber por el intestino.

Los síntomas de esta dolencia pueden manifestarse en forma de dolor e hinchazón abdominal, diarrea, flatulencias, retortijones, vómitos o náuseas. Suelen aparecer entre treinta minutos y dos horas después de haber ingerido alimentos que contengan lactosa y desaparecen entre tres y seis horas más tarde.

A simple vista muchos pueden pensar que la solución más sencilla consiste en eliminar la leche y sus derivados de la dieta habitual, sin embargo esto no suele ser recomendable por dos razones: por un lado, los lácteos constituyen una importante fuente de calcio, necesario para la salud de los huesos, así como de vitaminas, proteínas y ácidos grasos.  Por otra, la lactosa no sólo está presente en los lácteos, sino también en gran cantidad de productos de consumo diario y en muchos medicamentos.

 

 

¿Qué hacer si presentas estos síntomas?

• No hay duda de que lo mejor para tratar esta enfermedad (y cualquier otra) es ponerse en manos de un especialista que realice un diagnóstico adecuado, ya que esta enfermedad no cursa igual en todas las personas, para que decida el tratamiento más adecuado a cada caso concreto.

• En cuanto al consumo de leche, una solución está en beber leche sin lactosa, como la Leche Pascual Sin lactosa, la única leche sin lactosa enriquecida con vitamina B6 para que los intolerantes a este azúcar puedan disfrutar de todo el sabor de la leche y beneficiarse de la vitalidad que proporciona.

Esta leche mantiene el sabor y nutrientes de nuestra mejor leche, pero no contiene lactosa. Esto se debe a nuestro avanzado proceso que divide la lactosa en unidades más pequeñas para que el intestino pueda absorberlas mejor.

Las personas que padecen intolerancia a la lactosa no tienen que renunciar a la leche, pues es un alimento muy nutritivo y básico en nuestra alimentación. Por eso, Leche Pascual Sin lactosa está indicada para personas de cualquier edad, incluidos los niños.

Además, Leche Pascual Sin lactosa está disponible en las tres variedades: Entera, Semidesnatada y Desnatada, para adaptarse a todos los gustos.

pascual-sin-lactosa

• En el caso de reducir el consumo de leche, para evitar la deficiencia de calcio se debe ingerir alimentos alternativos a la leche y sus derivados que sean buenas fuentes de calcio. Además de la leche sin lactosa (o baja en lactosa) se puede recurrir a la leche de soja, quesos fermentados y curados, frutos secos, legumbres,  pescados que se consuman enteros con espina (sardinas, boquerones…), los berberechos y los mejillones.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

4 Comments

  1. Pingback: Consejos para empezar el día con buen humor

  2. Pingback: Los beneficios de tomar leche – Armas de Mujer

  3. Rmaria Camacho

    23 junio, 2015 at 20:22

    No la he probado,me lo anoto a ver si me gusta.

  4. M Angeles Guerra

    21 junio, 2015 at 14:46

    Tendré que probarla.
    Besitos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>