¿Pinto la pared o la decoro con papel pintado?

By  |  0 Comments

Si hay un elemento que ha resurgido con fuerza en los últimos años en el mundo de la decoración es el papel pintado. Se trata de una clara alternativa a la pintura de pared y de una forma ideal para crear espacios especiales con mucha personalidad e identidad propia.

Cada vez más gente apuesta por vestir sus paredes de esta forma, ya que no sólo tiene un gran valor estético, sino que ofrece grandes ventajas. Entre otras cosas, ofrece una resistencia mayor que la pintura, se limpia con más facilidad y, además, puede disimular algunas imperfecciones de la pared.

En lovethesing.es, una de mis tiendas de decoración virtuales favoritas, es posible descubrir un montón de variedades de papel y, lo que es más importante, de ideas para decorar ese rincón que tanto te gusta de la forma más adecuada. Hay modelos para todos los gustos: lisos o con detalles muy discretos para satisfacer a los gustos más clásicos;  coloristas y recargados para los más atrevidos; con paisajes o escenarios urbanos para los más viajeros… ¡Es imposible no encontrar lo que estás buscando!

 

Este papel con marcos es una opción ideal para colocar encima del sofá, ¿no os parece?

Este papel con marcos es una opción ideal para colocar encima del sofá o de algún mueble, ¿no os parece?

 

Esta otra opción es perfecta para una habitación infantil.

Esta otra opción es perfecta para una habitación infantil.

 

lovePero… ¿Cuáles son las ventajas del papel pintado con respecto a la pintura tradicional?

 

• Variedades para todos los gustos

Tal y como he comentado anteriormente, existen tantas variedades en el mercado que es imposible no encontrar uno que se ajuste a tus gustos o necesidades.

 

• Sencillo de colocar

Muchos piensan que es más fácil pintar que colocar el papel pintado, pero no es cierto. Basta tener un poco de cuidado para no dejar bolsas de aire por debajo para que quede impecable, mientras que si optas por la pintura tradicional deberás aplicar al menos dos capas.

 

• Oculta las imperfecciones

Con el papel resulta más fácil cubrir imperfecciones de la pared que con la pintura. Tanto los pequeños agujeritos como los bultitos que a veces lucen las paredes prácticamente pasarán inadvertidos si optáis por cubrir la pared con papel.

 

• Mayor limpieza

Generalmente todos los papeles pintados se pueden limpiar con un trapito ligeramente humedecido y quedan impecables. Eso sí, antes de hacerlo asegúrate de que el papel que has escogido lo permite.

 

• Más resistente

La pintura puede descascarillarse o variar la intensidad de su color, mientras que el papel suele mantenerse intacto durante más tiempo.

 

Mi consejo: Lo ideal para crear ambientes divinos de la muerte es combinar la pintura con el papel pintado. Si el papel es muy recargado, opta por empapelar una parte pequeña de la estancia y pinta el resto de la pared de un color discreto.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>