Los beneficios de tomar leche

By  |  0 Comments

Hace algunos días os hablé de la intolerancia a la lactosa, una dolencia cada vez más extendida que impide digerir este azúcar presente en la leche causando pesadez, gases, diarreas… Debido a esta afección, mucha gente que no la padece ha decidido eliminar la leche de la dieta porque cree que así ayudará a su organismo a funcionar mejor. ¡Pues gran error! Ni siquiera los intolerantes a la lactosa (salvo casos agudos) deben eliminar los lácteos de su dieta, ya que son necesarios para ofrecer a nuestro cuerpo todos los nutrientes que necesita para su correcto funcionamiento.

Otro de los motivos que hacen que se renuncie a las propiedades de la leche suele ser el temor a engordar por la fama “grasa” de la leche. Sin embargo, para eso están las leches desnatadas, bajas en calorías y con las mismas propiedades que las enteras. Yo últimamente tomo  Desnatada 0% PRO, de Pascual, la única del mercado que aporta un 50% más de proteína que la leche normal y es una fuente de calcio. Sobre todo la consumo por las mañanas, con el desayuno, y me va genial.

Pero… ¿Por qué no debemos dejar de consumir leche?

A menos que se padezca alguna intolerancia o enfermedad para la que la leche esté contraindicada, este alimento es esencial para la dieta.

Las proteínas de la leche son muy beneficiosas y son nutrientes esenciales que nos ayudan a preparar los músculos para afrontar el desgaste del día a día. Además, son de alta calidad, porque son de alto valor en la dieta diaria.

Entre otras cosas, la leche es buena porque:

• Ofrece una gran variedad nutritiva: está considerado uno de los alimentos más completos, puesto que contiene proteínas de alto valor biolótico, grasas, hidratos de carbono, agua, vitaminas y minerales.

• Previene la osteoporosis: siempre que su consumo haya sido el adecuado durante la infancia y la adolescencia, etapas en las que se produce el desarrollo óseo, puesto que la leche es una gran fuente de calcio.

• Protege el intestino: la leche impide el desarrollo de gérmenes patógenos en el intestino gracias a la acción del ácido láctico, sustancia producida por las bacterias intestinales al transformar la lactosa.

• Neutraliza la acidez estomacal: es un alimento alcalino que produce este efecto, aunque este beneficio no se produce en todas las personas.

• Promueve la formación de nuevos tejidos: durante las etapas de crecimiento infantil, embarazo, intervenciones quirúrgicas, quemaduras, fracturas… hace que los tejidos se regeneren.

• No engorda: al contrario de lo que muchos piensan, se trata de un alimento que aporta muchos nutrientes y tiene muchas menos calorías que ciertos dulces y snacks.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>