La Casona del Judío, un homenaje culinario en Santander

By  |  6 Comments
Unos enormes maceteros de diseño reciben al comensal
Un capricho para el paladar antes de volver al mundanal ruido
Antes de poner rumbo de regreso a casa, no pude resistir la tentación de acercarme a Santander. Me encanta esta ciudad. Además, me habían hablado muy bien de un restaurante y no quise reencontrarme con la rutina sin antes darle un capricho a mi paladar (bueno, otro capricho, pues en los Valles Pasiegos no lo habíamos hecho nada mal, jejejejeje). Y no me arrepentí… ¡Menudo homenaje culinario nos metimos para el cuerpo!
El establecimiento en cuestión se llama La Casona del Judío. Se trata de una preciosa casona indiana del siglo XIX de cuatro plantas ubicada en el santanderino barrio Monte, que alberga en su interior un restaurante moderno que ofrece una carta con platos tradicionales, pero elaborados de un modo muy innovador y presentados con un gusto extraordinario.
Dirigido por el chef Jesús Sánchez, poseedor de una estrella Michelín, y con el chef Miguel Ángel Olmedo a cargo de sus fogones, brinda una experiencia única para el paladar y para el resto de los sentidos. Todo está cuidado al detalle: la atmósfera es muy agradable; la decoración (obra del arquitecto Rafael Zabala) es preciosa; la carta ofrece verdaderos caprichos para el paladar a precios muy atractivos; y la atención es personalizada, encantadora e inmejorable.

El personal del establecimiento nos dio una cálida bienvenida y nos hizo vivir una velada inolvidable y deliciosa. Para que os hagáis a la idea del repertorio de aromas, sabores y texturas que tuvimos ocasión de saborear, lo mejor es que os muestre los platos que degustamos. Ya que no podéis catarlos (es una verdadera lástima, jejejeje), prestar atención a la presentación. ¡¡¡Es impresionante!!!

 Mus de calabacín con tapioca frita

 Pimientos asados y anchoas sobre pan de cristal

 Salmorejo con picadillo de tomate fresco

 Tartar de bonito con aguacate

 Merluza acompañada por salsa verde de vegetales

 Albóndigas de vacuno y presa ibérica con crema trufada de patata

 Flan de queso sobre salsa de arándanos con helado de vainilla

 Tarta fina de hojaldre y manzana con helado de galleta

 Todo regado con un blanco de Cantabria: Casona Micaela

Sobran las palabras…Como veréis, todo tenía una pinta suculenta. Pero si la apariencia y las expectativas eran buenas, aún mejor fue la experiencia de saborearlo. El menú estaba delicioso.
La verdad es que recibimos un trato exquisito y tuvimos el privilegio de conocer personalmente al maestro Miguel Olmedo, a quien agradecimos su amabilidad y, por supuesto, felicitamos por su buen hacer entre los fogones. 
Y qué decir de las instalaciones… El salón principal es muy liminoso y acogedor y está decorado con mucha delicadeza. El arquitecto Rafael Zabala ha apostado por sillas de diseño escandinavo de STUA, lámparas vingage de SANTA&COLE, espejos de diseño industrial y un sin fin de detalles con los que ha creado un ambiente muy acogedor.
El clima del establecimiento es muy agradable y acogedor


El salón es muy luminoso y ofrece unas vistas muy agradables

Una pizarra informa al comensal sobre las propuestas fuera de carta

El comensal puede elegir si comer en mesas bajas o en estas atractivas barras más altas

Este acogedor hall te conduce a los aseos.

Disponen de una carpa y una terraza para bodas y eventos importantes


Os recomiendo que no dejéis de visitar este restaurante si pasáis por la capital cántabra. Sin ninguna duda, se trata de uno de los establecimientos de visita obligada para los amantes de la buena mesa.

Precio medio: 35-40 € por persona.
Instalaciones: Además de un amplio y luminoso comedor, el establecimiento cuenta con varios reservados y con una carpa y una terraza preparadas para bodas y eventos. 
Dirección: C/ Repuente, 20. Santander 
Teléfonos: 942 342 726/648 446 937
Horario: 13.30-16.00 horas/21.00-23.30 horas. Cierra domingo y lunes por la noche. 
Para terminar, os dejo con este enlace de un artículo publicado por “Diario Negocio & Estilo de Vida” hace unos meses. El periodista Andrés Sánchez Magro recoge a la perfección la esencia de este establecimiento:  «Casona del Judío: menos de lo mismo»

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

6 Comments

  1. Diana

    22 agosto, 2011 at 11:23

    Omgggggggggggg, por favor, ni te imaginas la forma de salivar al ir viendo los platos xDDD

  2. Beatriz Canto

    19 agosto, 2011 at 15:03

    Que buena selección me han encantado los platos! Disfruta de tus vacaciones

    besis!!

  3. Teté Valero

    18 agosto, 2011 at 22:52

    Obe: no te puedes imaginar lo bien que se come. Tienes que pasarte.

    Gema: Eres un sol. Siempre tan cariñosa…

    Historias de Marte: Claro que tenéis que pasaros si tenéis ocasión, chicas. Está genial.

    Un besazo enorme a las tres.
    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaac

  4. Historias de Marte

    18 agosto, 2011 at 20:48

    Cuando vayamos por allí vamos seguro! qué buena pinta.
    bss
    http://www.historiasdemarte.blogspot.com

  5. Gema

    18 agosto, 2011 at 13:01

    probaría todo! que buenas propuestas nos muestras en tu blog! muacksssss!!!!!

  6. ObeBlog

    18 agosto, 2011 at 10:24

    Wow, menudo sitio más bonito y el menú espectacular!!!

    Saludos

Leave a Reply

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.