Enséñale a tu chico buenos hábitos para cuidar su piel

By  |  0 Comments

¡La belleza no es una cuestión exclusivamente femenina! Tanto hombres como mujeres deben cuidar su piel para mantenerla hidratada, suave y protegida de los agentes que a diario le afectan. Por eso, si tu novio todavía tiene cierta reticencia a hacerlo o no sabe cómo comenzar, aquí vamos a contarte todo lo que deberías tener en cuenta para ayudarle a incorporar una rutina de cuidado de la piel.

El cuidado de la piel no es sólo cuestión de mujeres. Para los hombres resulta igual de importante realizar una rutina de cuidado, para brindarle un alivio a la piel después de tanta exposición al sol, entre otros agentes, que pueden afectar durante el día a día. Incorporar hábitos para el cuidado de la piel siempre es recomendable, por eso aquí te contamos cómo enseñarle a tu novio a hacerlo y qué productos son los más adecuados para comenzar.

 

Un producto esencial: la crema hidratante

 Si hay un elemento que no puede faltar en una rutina de cuidado de la piel, es la crema hidratante. Es cierto que es posible prescindir de otros productos, como los sérums o los exfoliantes, pero una crema hidratante resulta indispensable para poder mantener la piel saludable y protegida. En el mercado hay una gran variedad de cremas para hombres, y en este listado puedes ver algunas de ellas. Muchas traen en su fórmula ingredientes que ayudan a reforzar todavía más el efecto de la hidratación, por ejemplo, aquellas que funcionan también como protectores UV. Este tipo de cremas puede evitar que los rayos del sol dañen la piel, y por consiguiente, prevenir la aparición de arrugas tempranas o manchas indeseadas.

Otras cremas de este estilo vienen con ácido hialurónico, lo cual hace que la piel se vea más alisada, y repara los tejidos dañados. Cualquiera de estas cremas, que además es posible encontrar de las mejores y más reconocidas marcas del mercado, puede ser más que adecuada para que tu novio comience con su rutina poco a poco. Dependiendo de su tipo de piel, podrá comenzar a aplicarla, tanto en el rostro como en el cuerpo, día y noche. De hecho, es lo más recomendable para que la piel se mantenga realmente hidratada, y los resultados puedan comenzar a notarse desde tan sólo la primera aplicación, por lo que no perderá las ganas de continuar, al ver el cambio de su piel.

Cómo preparar una rutina de cuidado

Seguir una rutina de cuidado de la piel no es una tarea difícil, sólo es cuestión de seguir algunos pasos y mantener la constancia para garantizar mejores resultados. Como mencionamos anteriormente, una de las cosas a tener en cuenta antes de elegir los productos, especialmente la crema hidratante, es el tipo de piel que se tiene. Hay personas con pieles secas, otras con pieles grasas, mixtas o muy sensibles, pero afortunadamente, hay cremas para cada uno de estos tipos de piel.

Para las pieles grasas es preferible evitar aceites e inclinarse por cremas con otro tipo de texturas, ya que es importante no causar más oleosidad de la que ya existe de manera predominante. Para las pieles secas y mixtas, lo mejor son las cremas de textura liviana y fácil absorción, para de este modo ayudar a la piel a incorporar más rápidamente las propiedades del producto. En el caso de las pieles secas, hay que prestar especial atención al tipo de crema y sus componentes. Por lo general, las cremas aptas para pieles sensibles utilizan ingredientes menos abrasivos, y llevan especificado en la caja para qué tipo de piel son más adecuadas. Pero, si aún así tienes dudas, lo mejor será consultar a tu dermatólogo de confianza.

Una vez que hayas elegido la crema hidratante, será posible incorporar otros productos, como el agua micelar, los exfoliantes o las cremas de limpieza. Estos productos se aplican en el siguiente orden: los productos líquidos van primero, los más pesados van después. Por este motivo, lo ideal es comenzar con el agua micelar o las cremas de limpieza, para luego exfoliar, y finalmente, aplicar la crema hidratante. En algunos casos la exfoliación no es necesaria, y hay que tener mucho cuidado si se trata de pieles secas y sensibles, sobre el tipo de productos exfoliantes que se escogen, ya que pueden resultar demasiado abrasivos.

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.