Desintoxícate del móvil: trucos para conseguirlo

By  |  0 Comments

¿Estás enganchadísim@ a tu smartphone? ¿Te entran sudores fríos cada vez que te lo dejas olvidado en casa? ¿Te pasas el día chequeando si has recibido alguna notificación? Es posible que todavía no estés en el punto de tener que visitar un centro de desintoxicación, pero quizás ha llegado el momento de que te plantees tomar ciertas medidas para desengancharte y recuperar tu vida. Sí, aquella que tenías antes de tener móvil; cuando quedabas con un amigo y hablabas con él mirándole a los ojos, prestabas atención a sus palabras y eras capaz de disfrutar del momento sin que un dispositivo se interpusiera entre vosotr@s.

 

¿Qué puedes hacer para desintoxicarte de tu teléfono móvil?

Se calcula que 1 de cada 4 personas padece una seria dependencia importante al teléfono móvil. En la actualidad (ya sea por placer, por trabajo, por soledad…), vivimos excesivamente expuestos a la tecnología y, en ocasiones, puede desencadenar en un serio problema. Tal es así que cada vez es más frecuente el ingreso en algún centro de adicciones de pacientes con esta patología, que desean desengancharse de sus dispositivos tecnológicos y conectar de nuevo con la realidad.

A continuación os dejo cinco tips que, según los expertos, son muy recomendables para hacer una “cura détox” con cierta regularidad, que nos permitirá vivir sin la ansiedad ni el estrés a los que nos sometemos cuando sentimos la necesidad de consultar la pantalla de nuestro terminal cada cinco segundos.

 

1-Aléjate del smartphone

No se trata de que rompas con tu teléfono móvil para siempre, sino de que te separes de él durante ciertos periodos de tiempo. No lo lleves contigo constantemente. Haz el esfuerzo de distanciarte físicamente de él para evitar caer en la tentación de cotillear las redes sociales de tus amigos y conocidos, revisar tu correo electrónico o mirar todos los mensajes absurdos que llegan a tu whatsapp por minuto. Haz un esfuerzo y, por ejemplo, aléjate de él a la hora de comer. Es una forma estupenda de saborear la comida y disfrutar de una buena conversación con el resto de los comensales que se sienten a tu mesa.

2-Mucho ojo a las notificaciones

Desactiva la vibración, la luz o las ventanas emergentes de la mayoría de tus notificaciones. Deja activas únicamente las que realmente son de vital importancia (familia directa o trabajo). De esta forma consultarás menos el móvil y solo atenderás las notificaciones indispensables para cumplir con tus obligaciones personales y laborales.

3-Controla el tiempo que pasas con tu dispositivo

Pocos creen tener un problema de adicción con el móvil, pero probablemente te sorprenderías mucho si analizaras cuánto tiempo pasas con el móvil y a qué lo destinas. Dedica un día entero a hacer este ejercicio de autoanálisis. Comprobar los minutos u horas que dedicas a revisar tus redes, contestar tus correos electrónicos, leer los mensajes de tus grupos de whatsapp, llamar a compañeros, amigos o familiares… te ayudará a ser consciente del tiempo que dedicas a tu dispositivo. Con esta información en la mano te resultará más fácil medir el grado de dependencia que padeces. Si confirmas que es muy alto, es posible que comiences a aplicar la lógica y tomes la decisión de cortar por lo sano. 

4-Nada de usarlo como despertador

Recupera tu reloj-despertador de toda la vida para poner la alarma del día siguiente, de modo que cuando te vayas a dormir el teléfono se quede en cualquier estancia de tu casa menos en tu dormitorio. Es el único modo de que la pantalla del smartphone no sea lo último que veas al acostarte y al levantarte.

5-Activa el modo avión

Prueba a activar el modo avión cuando llegues a casa después del trabajo y estés con tu familia. Puede que al principio te cueste un poco, pero no tardarás en acostumbrarte y disfrutarás de tiempo de calidad con los tuyos. Muchas veces el teléfono móvil te distrae de lo que realmente importa y, de esta forma, vivirás tu vida con atención plena.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>