Cómo comer bien a domicilio

By  |  0 Comments

El trabajo, los niños, la casa… La vuelta a la rutina después de las vacaciones puede resultar agotadora. No queda tiempo para nada. Para no agobiaros con tantas obligaciones y no terminar cayendo en la depresión postvacacional, os recomiendo que vayáis asumiendo las tareas poco a poco y que aprendáis a delegar. Por ejemplo, si  no tienes ni un segundo para ti y cuando llegas a casa no te apetece hacer la compra ni ponerte a cocinar, puedes pedir comida a domicilio. Seguro que estáis pensando: “Esto solo puedo hacerlo de vez en cuando porque si no mi dieta va a ser un desastre y voy a descuidar mi alimentación y la de los míos”. ¡¡Error!! Que te lleven la comida a casa no significa necesariamente recurrir a la denominada “cocina basura”. Cada vez hay más opciones saludables para alimentarse de forma saludable sin invertir tiempo, esfuerzo ni mucho dinero. Una de ellas es  MOW, una novedosa plataforma que te permite comer a la carta de buenos restaurantes sin moverte de casa y con una información nutricional detallada de todo lo que estás llevándote a la boca.

Yo he descubierto este sistema hace poco tiempo y me tiene completamente fascinada. No se trata de una plataforma para pedir comida al uso, sino de un lugar donde se puede comer bien a domicilio.  MOW te brinda la posibilidad de encargar cocina de mercado a domicilio de los mejores restaurantes Premium con toda la información nutricional de cada uno de los platos. De esta forma, sabes en todo momento lo que estás comiendo y puedes elaborar menús adaptados a tus necesidades y a tus gustos. ¡Una iniciativa súper cómoda!

¿Y qué puedes hacer para que pedir comida no esté reñido con llevar una dieta saludable?

 

1-Planificación

Si apuestas por pedir comida a domicilio de forma habitual, intenta hacer un plan semanal para asegurarte de que estás comiendo un poco de todo. Lo cierto que esto deberíamos hacerlo tanto si vamos a cocinar nosotros mismos como si vamos a comer en un restaurante a diario.  El hecho de encargar tus menús fuera no significa necesariamente que siempre vayas a comer lo mismo. Lo ideal es intentar variar: un día pasta, otro legumbres, otro carne, otro pescado… No solo es recomendable que haya variedad para tener una salud de hierro, sino porque así evitamos caer en el aburrimiento. ¡Una buena planificación te ayudará a comer siempre de forma equilibrada sin aburrirte!

2-Mira bien lo que vas a comer

Disponer de información nutricional también es fundamental a la hora de llevar una dieta sana y adaptada a nuestras necesidades. Antes de pedir tu menú, intenta averiguar si contiene todo lo que necesitas para afrontar la jornada: proteínas, carbohidratos, grasas…  todo debe estar presente en nuestros platos en la cantidad adecuada.

3-Un menú dinámico

No hay nada que genere más ansiedad que comer todos los días lo mismo. Da igual que sea tu plato favorito; si lo comes a diario terminará por aburrirte soberanamente y tu cuerpo no te lo agradecerá. Intenta comer todos los días de forma diferente. Para empezar descubrirás platos deliciosos y, para seguir, tu alimentación será mucho más completa y saludable.

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>