Cinco mascarillas caseras para poner tu piel a tono con Näps

By  |  0 Comments

Mínimo una vez a la semana suelo hacerme una mascarilla facial depurativa, hidratante, tonificante, iluminadora, anti edad… ¡Según lo que me pida la piel el día que toque! Como imaginaréis, en mi tocador nunca faltan productos para disfrutar de esta sana costumbre, pero lo cierto es que hay días en las que mi cutis pide a gritos una cura de belleza natural, elaborada con productos de la despensa, sin ningún tipo de componente ni conservante artificial. Tenéis que probarlo. No hace falta invertir una fortuna ni emplear mucho tiempo en su preparación, basta con coger un par de cositas de la nevera o del armario para poner la piel a tono.

Hace un par de semanas acudí a un taller de mascarillas naturales organizado por Näps, las toallitas comprimidas sin las que no soy capaz de vivir desde hace un par de años, y me vine a casa con unas cuantas recetas nuevas para poner a punto mi piel sin salir de casa. Además, descubrí que esta firma que doro no solo cuenta con mi herramienta favorita para desmaquillarme (y para otros muchos usos, claro), sino que también tiene unas mascarillas comprimidas que son perfectas para que los principios activos de estas mascarillas penetren mucho mejor en la piel. Bueno, estas mascarillas o cualquier producto cosmético que hayáis comprado y queráis fijar sobre la piel. ¡Son una pasada!

Yo ya las he probado y me encantan, así que os invito a descubrirlas con estas recetas o con cualquier cosmético que tengáis por casa y que queráis fijar sobre vuestro cutis. Con las mascarillas más líquidas podéis hacerlas crecer directamente. Si, por el contrario, el producto es más denso, podéis hacerlas crecer con un poco de agua y ponerlas encima para “sostener” los principios activos y que penetren mejor en la piel.

Para empezar, podéis probarlas con alguna de las recetas que nos propuso la firma. Tomad nota:

 

• Mascarilla de arroz 

Esta mascarilla está indicada para todo tipo de pieles y es perfecta tanto para hombres como para mujeres. Se trata de un arma infalible para hidratar y tonificar la piel. Para prepararla solo es necesario arroz y agua.

Preparación: pon el arroz en un cuenco y llénalo de agua hasta que lo cubra 2 dedos aproximadamente. Remueve poco a poco el arroz hasta que veas que el agua cambia de color y se pone blanquecina, déjalo en reposo 15 minutos y cuela el agua para descartar el arroz.

Aplicación: deposita en el cuenco una mascarilla Näps para que absorba el agua de arroz y disfruta de tus 5 minutos de relax con tu mascarilla.

El agua de arroz que sobre puedes guardarla en la nevera y repetir tu momento mascarilla los días siguientes. Además, al aplicarla con el agua de arroz fresquita tendrá un efecto tensor sobre tu piel y te ayudará a cerrar el poro.

 

arroz

 

• Mascarilla de té blanco

Con el té blanco se puede preparar una potente mascarilla antiedad. Combinándolo con la papaya, un activo con grandes propiedades antienvejecimiento, te ayudará a tener buena cara y a lucir una piel fresca y luminosa.

Preparación: se necesita 1 bolsita de té blanco, papaya y agua. Primero prepara el té blanco en agua caliente y deja que repose. Mientras tanto, trabaja la pulpa de la papaya, machacándola con el tenedor. Cuando el té blanco esté templado, mézclalo todo.

Aplicación: deposita en el cuenco una mascarilla Näps para que absorba la mascarilla y disfruta de tus 15 -20 minutos de relax. Puedes aplicarla 1 o 2 veces a la semana.

 

Té blanco

 

• Mascarilla de pera

Si tu cutis es graso la mascarilla de pera es perfecta para ti.

Preparación: tritura una pera y añádale unas gotas de zumo de limón, quedará una pasta fluida que absorberá la mascarilla en cuanto la deposites sobre el líquido.

Aplicación: déjala actuar sobre tu rostro un cuarto de hora; si la utilizas tres veces por semana de manera continua, notarás la diferencia. Al llevar limón, aunque solo sean unas gotitas, conviene aplicarla por la noche, ya que es un agente fotosensible y la piel queda más expuesta a los agentes externos. Es más, al día siguiente aplícate protección solar para evitar que te salgan manchas.

 

pera.jpg

 

• Mascarilla de naranja

La combinación de naranja y limón es perfecta para limpiar tu piel y cerrar los poros. Para que esta mascarilla sea más efectiva te recomendamos que prepares una manzanilla y te apliques su propio vapor unos segundos antes para que se abra un poco el poro.

Preparación: exprime el limón y la naranja en un cuenco y mézclalo con una cucharita, la mascarilla Näps absorberá todo el producto y estará lista para usar.

Aplicación: déjala actuar durante 5 minutos y retira el exceso con agua fresca.

Al igual que el limón, la vitamina C de la naranja es preferible aplicarla por las noches.

 

naranja

 

• Mascarilla especial para aclarar y unificar tu piel

Si lo que necesitas es aclarar y unificar el tono de tu piel, esta mascarilla es perfecta para ti.

Preparación: es realmente sencilla. Solo necesitas tres ingredientes: zumo de limón, 1 cucharadita de bicarbonato y 2 aspirinas. Basta mezclar estos tres ingredientes en un recipiente, hacer crecer la mascarilla Näps y… ¡lista para aplicar!

Aplicación: déjala actuar durante 20 minutos y aclara con abundante agua. Ojo: lleva limón, así que aplícatela por la noche y no olvides aplicar una crema con protección solar al día siguiente si vas a salir a la calle.

 

bicarbonato

 

¿Cuál os gusta más de las cinco? ¿Alguna sugerencia más?

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>