¿Te estás aplicando bien tus cosméticos? Descubre cómo debes usar tus tratamiento antiedad”

By  |  0 Comments

A las mujeres de cualquier edad les gusta lucir siempre el rostro terso y sin arrugas. Aunque el paso del tiempo es inexorable, existen ya muchos recursos para retrasar la aparición de arrugas en la piel y también de que sus efectos sean más moderados.

Para evitar las líneas de expresión y las arrugas, las nuevas tecnologías permiten elaborar cremas que pueden dar resultados extraordinarios en un espacio de tiempo reducido.

 

Las cremas antiedad protegen y previenen el rostro del envejecimiento prematuro

La crema antiedad no solamente cuida la belleza de la mujer, es la crema de la juventud. Además de nutrir la piel, redensifica e intensifica el confort de forma duradera. Tiene una suave textura cremosa que produce una sensación de un polvo envolvente y refinado, aportando a la piel una sensación intensa de comodidad y de suavidad.

Las células de la piel necesitan para mantenerse frescas un equilibrio de agua, nutrición, energía y protección. Para mantener la armonía, que no es fácil, se requiere que este equilibrio se mantenga, pues las agresiones externas y el propio envejecimiento interno serán un problema.

Las mejores cremas antiedad proveen una acción protectora y preventiva, porque estimulan los fibroblastos para producir colágeno y elastina, lo que retarda la degradación de las fibras de la piel. Algunos productos nuevos poseen vitamina A, que retardan la pérdida de firmeza y densidad en la piel, actuando en la profundidad de la dermis, para que las defensas antioxidantes de la piel actúen correctamente.
Las cremas antiedad proveen una serie de beneficios que deben ser tenidos en cuenta:

• Redensifica la piel: a través de nuevas tecnologías proveen acción antiarrugas y reafirmante.

• Nutrición: los aceites esenciales que posee contienen omega 3, 6 y 9.

• Iluminación: la acción de una película biomimética que no se ve a simple vista, otorga suavidad a la piel.

• Protección: sus componentes estimulan las defensas que la piel posee de forma natural contra la acción de los radicales libres, y las agresiones ambientales.

 

Este tipo de cremas pueden utilizarse en cualquier tipo de pieles, y a cualquier edad, lo recomendable es comenzar o intensificar su uso a partir de los 30 años, que es la edad cuando el colágeno y la elastina comienzan a desaparecer, aunque es más recomendable su uso en:

• Pieles fláccidas y debilitadas.

• Pieles con poca nutrición.

 

Sirven para combatir todo los tipos de envejecimiento, el cronológico, el medioambiental y el hormonal. Su utilización es muy simple, se aplica en el rostro, cuello y escote, por la mañana y antes de acostarse por la noche, para lograr la mejor absorción de la piel.

 

¿Cómo se aplica una crema antiedad?

Para su aplicación correcta, se debe tener en cuenta la dirección de las arrugas y la zona:

• En el escote se debe masajear con las manos en sentido antihorario.

• En la frente, se aplicará en forma vertical y siempre ascendente, es decir desde las cejas hacia donde nace el cabello.

• En los ojos, la crema se aplica alrededor de ellos, los movimientos deben ser horizontales y en forma circular.

• En los pómulos se aplica en la parte inferior, y deslizar con las manos en forma ascendente hacia las sienes.

• En los labios se aplica desde el centro hacia afuera.

• En la barbilla se la aplicación debe ser en el centro, para luego deslizar las manos en forma ascendente y horizontal, hacia los oídos.

• Como la piel del cuello es una de las más delicadas, se debe aplicar la crema con movimientos ascendentes y descendentes para que la piel absorba adecuadamente.

 

La finalidad de las cremas antiedad es frenar el envejecimiento de la piel, por medio de los ingredientes y nutrientes que éstas poseen, y la de brindar a la piel de protección contra los agentes externos agresivos. Es recomendable acompañar el uso de estas cremas con otras suplementarias para lograr mejores resultados.

Existen también en el mercado productos que son complementarios a las cremas antiedad, generalmente se utilizan antes que ella. Con la aplicación frecuente y regular de este tipo de cremas, se puede lograr un gran retroceso en las arrugas y en su proceso de formación, luciendo una piel más tersa y más sana.

 

Periodista especializada en belleza, moda y corazón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>